HomeBlogBrócolisCómo influye la temperatura del invernadero en el desarrollo del brócoli

Cómo influye la temperatura del invernadero en el desarrollo del brócoli

La temperatura del invernadero juega un papel crucial en el desarrollo y crecimiento adecuado del brócoli. Este vegetal, altamente nutritivo y versátil, requiere de condiciones específicas para su cultivo óptimo. En este artículo, exploraremos cómo la temperatura afecta el proceso de desarrollo del brócoli y cómo podemos controlarla de manera efectiva en el invernadero.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Antes de profundizar en el tema, es importante entender que el brócoli es un cultivo de temporada fresco. Esto significa que prefiere temperaturas más frescas y crecerá mejor en climas templados o frescos. Sin embargo, en contraste con las bajas temperaturas del exterior, los invernaderos nos ofrecen la oportunidad de crear un entorno óptimo para el cultivo del brócoli durante todo el año.

Qué estrategias se pueden emplear para asegurar la polinización de brócolis en invernaderos

Efectos de la temperatura en el crecimiento

El brócoli es una planta de crecimiento lento pero constante. La temperatura del invernadero tiene un impacto significativo en su velocidad de crecimiento y desarrollo de las diferentes partes de la planta. Algunos de los principales efectos de la temperatura en el brócoli son:

  • Crecimiento vegetativo: El brócoli es sensible a las temperaturas extremas y prefiere rangos térmicos óptimos para su crecimiento vegetativo. En general, el brócoli crece mejor a temperaturas entre los 15 y 25 grados Celsius durante el día, y entre los 10 y 15 grados Celsius durante la noche.
  • Formación de cabeza: La temperatura también juega un papel fundamental en la formación de la cabeza de brócoli, la parte comestible más apreciada. Un rango de temperatura adecuado durante el desarrollo y maduración de la cabeza es esencial para obtener una cabeza compacta y de alta calidad. Temperaturas demasiado altas pueden provocar flores abiertas y sueltas, mientras que temperaturas demasiado bajas pueden ocasionar que las cabezas no maduren de manera uniforme.
  • Floración prematura: Los cambios bruscos de temperatura en el invernadero pueden estimular la floración prematura del brócoli. Esto es especialmente crítico si las temperaturas superan los 30 grados Celsius durante un período prolongado. La planta puede saltarse la fase de formación de cabeza y pasar directamente a la producción de flores, lo que resulta en una reducción significativa de la calidad y del rendimiento del cultivo.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Controlando la temperatura del invernadero para el brócoli

Para garantizar el crecimiento adecuado del brócoli en el invernadero, es fundamental mantener una temperatura constante y dentro de los rangos óptimos. Aquí hay algunas estrategias para controlar la temperatura:

1. Ventilación adecuada

La ventilación es clave para regular la temperatura del invernadero. Asegúrese de tener suficientes ventiladores y aberturas de ventilación para permitir la circulación del aire. Esto ayudará a disipar el exceso de calor cuando las temperaturas sean altas y a mantener una temperatura adecuada para el crecimiento del brócoli.

Qué plagas suelen afectar más comúnmente a los brócolis en invernaderos y cómo identificarlas

2. Sombreado

El uso de pantallas o cubiertas de sombra puede ayudar a reducir la temperatura interna del invernadero. Estas pantallas bloquean parte de la radiación solar directa, evitando que el invernadero se sobrecaliente en días calurosos. Es importante elegir el porcentaje de sombreado adecuado según la ubicación y la intensidad del sol.

3. Riego y nebulización

El riego es una forma eficaz de enfriar el invernadero y mantener la temperatura bajo control. El agua en el suelo y el rocío ayudan a mantener la humedad y a reducir la temperatura ambiente. Además, se recomienda utilizar sistemas de nebulización para rociar agua en el invernadero, lo cual contribuirá a reducir la temperatura y mantener una humedad adecuada para el brócoli.

4. Aislamiento

Un buen aislamiento del invernadero puede ayudar a mantener una temperatura estable durante las estaciones más frías. Se pueden utilizar materiales aislantes como doble acristalamiento, mallas térmicas o cortinas térmicas para minimizar la pérdida de calor y mantener una temperatura óptima para el crecimiento del brócoli.


La temperatura del invernadero tiene un impacto significativo en el desarrollo del brócoli. Al mantener una temperatura adecuada y constante, podemos favorecer el crecimiento vegetativo, la formación de cabeza y evitar la floración prematura. La ventilación adecuada, el sombreado, el riego y la nebulización, así como el aislamiento, son algunas de las estrategias que podemos utilizar para controlar la temperatura del invernadero y asegurar el cultivo saludable y exitoso de brócoli durante todo el año.

Cuáles son las ventajas de utilizar control biológico en el manejo de plagas en brócolis de invernadero

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!