HomeBlogFresasCómo puede influir la rotación de cultivos en la producción de fresas en invernaderos

Cómo puede influir la rotación de cultivos en la producción de fresas en invernaderos

La agricultura en invernaderos ha sido una herramienta crucial para la producción de alimentos durante todo el año. Entre las frutas más cultivadas en este tipo de estructuras se encuentran las fresas, las cuales requieren de ciertos cuidados y prácticas para optimizar su producción. Uno de los métodos más efectivos para lograrlo es a través de la rotación de cultivos, la cual consiste en alternar diferentes especies vegetales en un mismo terreno. En este artículo, exploraremos cómo puede influir la rotación de cultivos en la producción de fresas en invernaderos.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Beneficios de la rotación de cultivos en invernaderos

La rotación de cultivos ofrece una variedad de beneficios para la producción de fresas en invernaderos:

1. Mejora de la estructura del suelo:

Al alternar diferentes cultivos en el suelo del invernadero, se evitan problemas como la compactación y el agotamiento de nutrientes específicos. Cada especie vegetal tiene diferentes necesidades de nutrientes y deja una huella en el suelo. Al rotar cultivos, se promueve la diversidad de microorganismos en el suelo, lo que mejora su estructura y nutrientes disponibles para las fresas.

2. Control de plagas y enfermedades:

La rotación de cultivos puede ayudar a controlar las plagas y enfermedades que afectan a las fresas. Diferentes cultivos atraen diferentes tipos de plagas y enfermedades, por lo que al rotarlos, se rompe el ciclo de vida de estas y se reduce su propagación. Además, algunos cultivos tienen propiedades repelentes o beneficiosas para las fresas, lo que ayuda a mantener un equilibrio en el ecosistema del invernadero.

3. Mejora de la fertilidad del suelo:

Al alternar cultivos con requerimientos nutricionales diferentes, se promueve la salud y fertilidad del suelo. Algunas plantas son capaces de fijar nitrógeno en el suelo, mientras que otras tienen sistemas radiculares profundos que ayudan a mejorar la estructura y aireación del suelo. Estos beneficios se transfieren a las fresas, permitiendo un crecimiento saludable y una mayor producción.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Prácticas de rotación de cultivos para la producción de fresas en invernaderos

Existen diferentes prácticas de rotación de cultivos que pueden ser implementadas para maximizar la producción de fresas en invernaderos:

1. Rotación de cultivos de diferentes familias:

Al alternar cultivos de diferentes familias botánicas, se evita el agotamiento de nutrientes específicos en el suelo y se reduce la propagación de plagas y enfermedades específicas. Por ejemplo, se pueden alternar las fresas con cultivos de la familia de las solanáceas, como los tomates o los pimientos.

2. Intercalar cultivos de cobertura:

Los cultivos de cobertura, como el trébol o el centeno, son excelentes opciones para intercalar con las fresas. Estos cultivos protegen el suelo de la erosión, mejoran su estructura y aportan nutrientes cuando se incorporan al suelo al final de su ciclo de vida. Además, ayudan a mantener un control natural de malezas.

3. Asociación de plantas:

La asociación de plantas consiste en cultivar diferentes especies vegetales en la misma parcela para aprovechar las sinergias entre ellas. Algunas plantas, como la albahaca, el ajo o el romero, tienen propiedades repelentes de plagas y enfermedades. Al intercalar estas plantas con las fresas, se puede reducir la necesidad de utilizar pesticidas químicos y promover un ambiente más saludable.

Consideraciones adicionales

Al implementar la rotación de cultivos en la producción de fresas en invernaderos, es importante tener en cuenta algunas consideraciones adicionales:

1. Planificar adecuadamente el calendario de cultivo:

Es necesario establecer un calendario de rotación de cultivos que tome en cuenta los tiempos de siembra, cosecha y descanso del suelo. Cada cultivo tiene diferentes requerimientos y tiempos de crecimiento, por lo que es fundamental planificar adecuadamente la secuencia de cultivos para maximizar la producción de fresas.

2. Monitorear constantemente el estado de las plantas:

Estar atentos al estado de las plantas es esencial para detectar enfermedades o plagas a tiempo y tomar las medidas adecuadas. La rotación de cultivos es una estrategia preventiva, pero el monitoreo constante es clave para asegurar el éxito en la producción de fresas.

3. Evaluar los resultados y hacer ajustes:

Es importante evaluar los resultados obtenidos con la rotación de cultivos y realizar los ajustes necesarios. Cada invernadero es único y puede presentar desafíos específicos, por lo que es fundamental aprender de la experiencia y adaptar las prácticas de rotación de cultivos según sea necesario.


La rotación de cultivos es una técnica que puede tener un impacto significativo en la producción de fresas en invernaderos. Al alternar diferentes cultivos, se mejoran la estructura del suelo, se controlan las plagas y enfermedades, y se incrementa la fertilidad del suelo. Además, existen prácticas específicas de rotación de cultivos que pueden ser implementadas para maximizar los beneficios para las fresas. Sin embargo, es importante planificar cuidadosamente el calendario de cultivo, monitorear constantemente el estado de las plantas y evaluar los resultados para lograr el éxito en la producción de fresas en invernaderos.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!