HomeBlogCebollasCómo se prepara el sustrato ideal para el cultivo hidropónico de cebollas

Cómo se prepara el sustrato ideal para el cultivo hidropónico de cebollas

El cultivo hidropónico de cebollas es una técnica que ha ganado popularidad en los últimos años debido a sus numerosas ventajas. Este método de cultivo permite el crecimiento de cebollas de alta calidad en espacios reducidos y con una menor cantidad de agua en comparación con el cultivo tradicional en suelo. Una de las claves para obtener buenos resultados en el cultivo hidropónico de cebollas es contar con un sustrato adecuado. En este artículo, te explicaremos cómo preparar el sustrato ideal para este tipo de cultivo.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

El sustrato es el medio en el que se desarrollarán las raíces de las cebollas. En el cultivo hidropónico, se utilizan sustratos inertes que no contienen nutrientes. Estos sustratos brindan un soporte físico para las raíces y permiten el desarrollo adecuado de las plantas. A continuación, te presentamos los pasos a seguir para preparar el sustrato ideal para el cultivo hidropónico de cebollas.

Cómo influye la densidad de plantación en la productividad de las cebollas en invernadero

Paso 1: Elegir el sustrato adecuado

El primer paso para preparar el sustrato ideal es elegir el material adecuado. Hay varios sustratos inertes que se pueden utilizar en el cultivo hidropónico de cebollas, como la perlita, la vermiculita, la fibra de coco y la lana de roca. Cada sustrato tiene sus propias ventajas y desventajas, por lo que es importante evaluar cuál se adapta mejor a tus necesidades y condiciones específicas de cultivo.

La perlita es un sustrato muy utilizado en la hidroponía debido a su ligereza y capacidad para retener agua y nutrientes. La vermiculita, por otro lado, retiene más agua que la perlita y es excelente para retener nutrientes. La fibra de coco es un sustrato muy poroso que proporciona una excelente aireación y retención de agua, además de ser un recurso renovable. Por último, la lana de roca es un sustrato inerte que retiene agua y aire de manera equilibrada, principalmente utilizado en sistemas de cultivo NFT (Flujo de Nutrientes por Película).

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Paso 2: Preparar el sustrato

Una vez que hayas elegido el sustrato adecuado, es importante prepararlo correctamente antes de su uso. Si utilizas perlita, vermiculita o fibra de coco, es recomendable remojar el sustrato en agua durante unas horas para aumentar su capacidad de retención de agua. Si utilizas lana de roca, simplemente debes asegurarte de que esté limpia antes de su uso.

Cómo se maneja la polinización en el caso de querer producir semillas de cebolla en el invernadero

Además, es importante esterilizar el sustrato para eliminar posibles patógenos y evitar enfermedades en las plantas. Puedes esterilizar el sustrato introduciéndolo en el horno a una temperatura de 80°C durante aproximadamente una hora. Esto eliminará cualquier organismo indeseable presentes en el sustrato.

Paso 3: Acondicionar el sustrato

Una vez que el sustrato esté listo, es el momento de acondicionarlo para proporcionar los nutrientes necesarios para el crecimiento de las cebollas. En el cultivo hidropónico, los nutrientes se suministran a través de una solución nutritiva. Para preparar la solución nutritiva, debes seguir las recomendaciones específicas para el cultivo de cebollas y utilizar fertilizantes hidropónicos de alta calidad. El pH de la solución se debe ajustar a un rango óptimo para el cultivo de cebollas, generalmente entre 5,5 y 6,5.

Es importante mantener un equilibrio adecuado entre los macronutrientes (nitrógeno, fósforo, potasio) y los micronutrientes (hierro, zinc, manganeso, etc.) en la solución nutritiva. Esto se puede lograr utilizando fertilizantes hidropónicos balanceados o siguiendo las recomendaciones de un especialista en cultivos hidropónicos.

Una vez que hayas preparado la solución nutritiva, debes saturar el sustrato con ella. Puedes hacer esto colocando el sustrato en una bandeja y vertiendo la solución sobre él hasta que esté completamente empapado. Luego, deja que el sustrato drene el exceso de solución para que las cebollas no se vean afectadas por un exceso de humedad.

Qué recomendaciones existen para la cosecha de cebollas hidropónicas para garantizar una calidad óptima

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Paso 4: Monitorear y ajustar

Una vez que hayas preparado el sustrato y lo hayas acondicionado con la solución nutritiva, es importante monitorear regularmente el estado del sustrato y realizar los ajustes necesarios. La humedad del sustrato debe mantenerse en un nivel óptimo para el desarrollo de las raíces de las cebollas. Es importante evitar tanto el exceso como la falta de agua en el sustrato.

Además, debes asegurarte de que la solución nutritiva se mantenga en un nivel adecuado y que contenga los nutrientes necesarios en las concentraciones correctas. Debes revisar regularmente los niveles de pH y EC (conductividad eléctrica) de la solución y ajustarlos si es necesario.


Preparar el sustrato ideal para el cultivo hidropónico de cebollas es fundamental para obtener buenos resultados. La elección del sustrato adecuado, la preparación adecuada antes del uso y el acondicionamiento con una solución nutritiva equilibrada son pasos clave en este proceso. Mantener un monitoreo regular y realizar los ajustes necesarios asegurará un crecimiento saludable de las cebollas. Con estos consejos, estarás en el camino correcto para obtener una cosecha exitosa en el cultivo hidropónico de cebollas.

Cuáles son los pasos para iniciar un cultivo hidropónico de cebollas en un invernadero

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!