HomeBlogCebollasCómo se puede maximizar la producción de cebollas en invernaderos utilizando técnicas hidropónicas

Cómo se puede maximizar la producción de cebollas en invernaderos utilizando técnicas hidropónicas

La producción de cebollas en invernaderos utilizando técnicas hidropónicas se ha vuelto cada vez más popular en los últimos años. Esta técnica de cultivo sin suelo permite maximizar el rendimiento de las plantas, optimizando el uso del espacio, el agua y los nutrientes. En este artículo, exploraremos en detalle cómo se puede utilizar esta técnica para maximizar la producción de cebollas y obtener cosechas abundantes y de alta calidad.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

¿Qué es la hidroponía?

La hidroponía es un método de cultivo en el cual las plantas se cultivan en soluciones minerales en lugar de utilizar suelo. Esta técnica permite a las plantas obtener todos los nutrientes necesarios directamente de la solución nutritiva, lo que acelera su crecimiento y les brinda condiciones óptimas para su desarrollo. En el caso de las cebollas, la hidroponía se ha demostrado altamente beneficiosa ya que este cultivo se adapta bien a esta técnica.

Cuál es la temperatura y la humedad óptimas para el cultivo de cebollas en un invernadero

Beneficios de la hidroponía para el cultivo de cebollas

La técnica hidropónica de cultivo de cebollas presenta numerosos beneficios en comparación con el cultivo tradicional en suelo. Algunos de los beneficios más destacados son:

  • Ahorro de agua: En la hidroponía, el agua es recirculada constantemente, minimizando las pérdidas por evaporación y drenaje. Esto se traduce en un uso mucho más eficiente del agua, lo cual es particularmente importante en regiones con escasez hídrica o en zonas áridas.
  • Aprovechamiento del espacio: En los invernaderos, cada metro cuadrado es valioso. La hidroponía permite un mejor uso del espacio al permitir apilar las plantas verticalmente en sistemas de cultivo en torres o en sistemas de cultivo NFT (película de nutrientes). Esto aumenta significativamente la densidad de plantación y la producción por área cultivada.
  • Mayor control de nutrientes: Al utilizar una solución nutriente, es posible ajustar y controlar con precisión los nutrientes que reciben las plantas. Esto permite brindar a las cebollas los nutrientes necesarios en cada etapa de crecimiento, optimizando así el rendimiento y la calidad del bulbo.
  • Menos problemas de plagas y enfermedades: Al no cultivarse en suelo, se reducen significativamente los problemas de plagas y enfermedades transmitidas por el suelo. Esto disminuye la necesidad de utilizar pesticidas y fungicidas, lo que resulta en una producción más limpia y saludable.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Preparación del sistema hidropónico para el cultivo de cebollas

Antes de iniciar el cultivo de cebollas en un sistema hidropónico, es importante asegurarse de tener todas las herramientas y materiales necesarios. Estos incluyen:

  • Tanques de almacenamiento para la solución nutritiva.
  • Canaletas o tubos para el cultivo NFT.
  • Medios de cultivo como lana de roca, fibra de coco o perlita.
  • Bombas de agua, tuberías y temporizadores para el riego automatizado.
  • Controladores de pH y EC para monitorear y ajustar la calidad de la solución.

Una vez que se cuenta con el equipo necesario, se deben seguir los siguientes pasos para preparar el sistema hidropónico:

Variedades de cebolla ideales para el cultivo hidropónico en invernaderos
  1. Preparar la solución nutritiva: La solución nutritiva debe contener los macronutrientes esenciales para las cebollas, como nitrógeno, fósforo, potasio, así como también micronutrientes como hierro, manganeso, zinc, entre otros. Es importante seguir las recomendaciones de un experto en nutrición vegetal para preparar la solución adecuada.
  2. Ajustar el pH y la conductividad: Antes de iniciar el riego, es importante medir el pH y la conductividad eléctrica (EC) de la solución nutritiva. El pH óptimo para el cultivo de cebollas se encuentra entre 5.5 y 6.5, mientras que la conductividad eléctrica debe ser ajustada según las necesidades de las plantas.
  3. Preparar los canales o tubos de cultivo: Las cebollas se pueden cultivar en canales o tubos de cultivo NFT. Estos sistemas permiten un flujo continuo de solución nutritiva a través de las raíces de las plantas. Antes de colocar las plantas en los canales, estos deben ser limpiados y desinfectados para asegurar un entorno libre de patógenos.
  4. Plantar las cebollas: Las plantas de cebolla se pueden sembrar en el medio de cultivo elegido (lana de roca, fibra de coco, etc.) y luego colocar en los canales o tubos de cultivo. Asegúrate de mantener una distancia adecuada entre las plantas para evitar la competencia por nutrientes y espacio.
  5. Iniciar el riego y el monitoreo: Una vez que las cebollas están plantadas, se debe iniciar el riego automatizado. Es importante monitorear regularmente el pH, la EC y el nivel de nutrientes en la solución para asegurar que las plantas estén recibiendo las condiciones óptimas.

Cuidados y manejo de las cebollas en un sistema hidropónico

El cultivo de cebollas en un sistema hidropónico requiere de cuidados específicos para obtener una producción exitosa. A continuación, se detallan algunas recomendaciones clave para el manejo de las cebollas en hidroponía:

Temperatura y humedad

Las cebollas prefieren temperaturas moderadas, entre 15°C y 25°C, para un óptimo crecimiento. Es importante garantizar una buena ventilación dentro del invernadero para evitar el exceso de calor, así como también mantener una humedad relativa del aire entre el 50% y el 70% para evitar enfermedades fúngicas.

Riego y nutrición

El riego debe ser regular y controlado, evitando encharcamientos y sequías. La solución nutritiva debe ser reemplazada o complementada regularmente para mantener los niveles adecuados de nutrientes. Es fundamental monitorear el pH y la EC de la solución y ajustarlos según las necesidades de las plantas.

Control de plagas y enfermedades

En un sistema hidropónico, el control de plagas y enfermedades es fundamental para evitar pérdidas en la producción. Es importante implementar estrategias de control integrado de plagas y enfermedades, como el uso de insecticidas y fungicidas específicos para el cultivo de cebollas. También se recomienda la rotación de cultivos para evitar la acumulación de patógenos en el sistema.

Qué impacto tiene la calidad del agua en el desarrollo de las cebollas hidropónicas

Cosecha y postcosecha

La cebolla se puede cosechar cuando las hojas externas comienzan a amarillear y caer. Se recomienda realizar la cosecha en días soleados para permitir que las raíces se sequen antes del almacenamiento. Después de la cosecha, se deben retirar las hojas secas y almacenar las cebollas en un lugar fresco y seco para prolongar su vida útil.


La producción de cebollas en invernaderos utilizando técnicas hidropónicas es una alternativa altamente eficiente para maximizar el rendimiento de este cultivo. Esta técnica ofrece numerosos beneficios, como el ahorro de agua, el aprovechamiento del espacio, el mayor control de nutrientes y la reducción de problemas de plagas y enfermedades. Siguiendo los pasos adecuados para preparar el sistema hidropónico y aplicando los cuidados necesarios, es posible obtener cosechas abundantes y de alta calidad, asegurando así un éxito en la producción de cebollas con esta técnica de cultivo innovadora.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Qué tipos de sustratos son más recomendables para el crecimiento de cebollas en hidroponía