HomeBlogPepinosCómo se puede realizar la polinización de pepinos en invernaderos

Cómo se puede realizar la polinización de pepinos en invernaderos

La polinización es un proceso fundamental en la reproducción de las plantas, y en el caso particular de los pepinos cultivados en invernaderos, es necesario llevar a cabo este proceso de forma manual para asegurar una buena producción de frutos. En este artículo te explicaremos paso a paso cómo se puede realizar la polinización de pepinos en invernaderos, para que puedas obtener cosechas exitosas y de alta calidad.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Antes de entrar en detalles sobre el proceso de polinización, es importante entender un poco sobre la biología de los pepinos. Los pepinos son plantas que tienen flores masculinas y flores femeninas en la misma planta. Las flores masculinas producen polen, mientras que las flores femeninas tienen el ovario que se convertirá en el fruto. En condiciones naturales, la polinización ocurre a través de la acción de insectos o del viento, pero en invernaderos, es necesario hacerlo manualmente debido a la falta de polinizadores naturales.

¿Cuándo es el mejor momento para la polinización?

La polinización debe realizarse cuando las flores femeninas están abiertas y receptivas al polen. Esto ocurre generalmente durante la mañana, cuando la temperatura es más fresca. Debes observar las flores femeninas y asegurarte de que los estigmas (parte superior del estilo) estén bien abiertos y de color amarillo brillante. Si los estigmas están cerrados o de color verde claro, significa que las flores aún no están listas para la polinización.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Paso a paso para la polinización de pepinos en invernaderos

Paso 1: Identifica las flores masculinas y femeninas

Antes de comenzar con la polinización, es importante que puedas diferenciar las flores masculinas de las flores femeninas. Las flores masculinas tienen un pedúnculo más largo y delgado, mientras que las flores femeninas tienen un ovario comenzando a formarse en la base de la flor.

Paso 2: Recolecta el polen

Para recolectar el polen de las flores masculinas, puedes usar un pincel suave o una jeringa sin aguja. Acércate a la flor masculina y toca suavemente los estambres (parte central de la flor) con el pincel o introduce la jeringa y extrae un poco de polen.

Paso 3: Aplica el polen en las flores femeninas

Una vez que hayas recolectado el polen, acércate a las flores femeninas y aplícalo directamente sobre los estigmas. Puedes hacerlo suavemente, asegurándote de que el polen quede en contacto con el estigma.

Paso 4: Repite el proceso en todas las flores femeninas

Es importante que repitas el proceso de polinización en todas las flores femeninas del pepino para asegurar una buena producción de frutos. Ten en cuenta que no todas las flores se convertirán en frutos, algunas pueden no ser fecundadas o pueden caer antes de desarrollarse completamente.

Paso 5: Control de la humedad y temperatura

Después de la polinización, es importante mantener una humedad y temperatura adecuadas en el invernadero para asegurar la buena formación de los frutos. La temperatura ideal para el crecimiento de los pepinos es entre 20°C y 25°C, y la humedad relativa debe estar en torno al 70%.


Realizar la polinización de pepinos en invernaderos puede ser una tarea sencilla si se siguen los pasos adecuados. Recuerda identificar las flores masculinas y femeninas, recolectar el polen de las flores masculinas y aplicarlo en los estigmas de las flores femeninas. No olvides controlar la humedad y temperatura en el invernadero para asegurar el desarrollo adecuado de los frutos. Siguiendo estos pasos, podrás obtener una buena producción de pepinos de alta calidad en tu invernadero.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!