HomeBlogFresasCuál es el ciclo de vida de una planta de fresa en invernadero y cómo puede maximizarse su producción

Cuál es el ciclo de vida de una planta de fresa en invernadero y cómo puede maximizarse su producción

Las plantas de fresa son ampliamente cultivadas en invernaderos, ya que este entorno controlado permite maximizar su producción y prolongar su ciclo de vida. En este artículo, exploraremos en detalle el ciclo de vida de una planta de fresa en un invernadero y proporcionaremos consejos prácticos para maximizar su rendimiento.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

1. Fase de propagación

El ciclo de vida de una planta de fresa en invernadero comienza con la fase de propagación. Durante esta etapa, las plantas madres se seleccionan cuidadosamente para garantizar su calidad genética y se les extraen estacas o corredores para generar nuevas plantas. Estas estacas se colocan en un medio de germinación adecuado, como sustrato o espuma de poliestireno, y se mantienen en condiciones óptimas de humedad y temperatura.

Es fundamental durante esta fase seguir las recomendaciones de los especialistas en el cultivo de fresas. El uso de hormonas de enraizamiento y la aplicación de técnicas de invernadero avanzadas, como la nebulización intermitente, pueden acelerar el enraizamiento de las estacas y promover un crecimiento saludable de las nuevas plantas. Es importante asegurarse de que las estacas reciban suficiente luz indirecta y riego adecuado para garantizar su supervivencia.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

2. Fase de trasplante y crecimiento vegetativo

Una vez que las plantas de fresa enraizadas han alcanzado un tamaño adecuado, se les trasplanta a los contenedores definitivos o a los sistemas de cultivo hidropónico en los invernaderos. Durante esta etapa de crecimiento vegetativo, las plantas se concentran en desarrollar un sistema de raíces fuerte y hojas sanas.

Es importante proporcionar a las plantas un sustrato de calidad, rico en nutrientes y con una buena capacidad de drenaje. Además, asegurarse de que las plantas reciban la cantidad adecuada de luz solar a través de la estructura de invernadero y de que se mantenga una temperatura óptima durante el día y la noche.

En esta fase, se puede estimular el crecimiento vegetativo a través de la aplicación de fertilizantes equilibrados y de la poda adecuada. Se recomienda también el uso de riegos por goteo para garantizar un suministro constante de agua y nutrientes a las plantas.

3. Fase de floración y fructificación

A medida que las plantas de fresa en invernadero alcanzan la fase de floración, es crucial brindarles las condiciones adecuadas para obtener una buena polinización y fructificación. Durante esta etapa, las flores femeninas requieren de la presencia de un polinizador, como las abejas, para transferir el polen de las flores masculinas a las femeninas.

Es importante mantener una población saludable de polinizadores en el invernadero y crear un ambiente propicio para su actividad. La presencia de flores adicionales, como caléndulas o margaritas, puede atraer a los polinizadores y aumentar las posibilidades de una buena polinización.

Además, proporcionar la cantidad adecuada de nutrientes durante la fase de floración y fructificación es esencial para un buen desarrollo de los frutos. Asegurarse de suministrar fertilizantes ricos en potasio y fósforo, así como un suministro constante de agua, asegurará una producción de fruta saludable y de alta calidad.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

4. Fase de senescencia y renovación

A medida que las plantas de fresa en invernadero envejecen, es normal que disminuya su vigor y producción de fruta. En esta etapa, es importante programar la sustitución de las plantas para mantener un ciclo de vida productivo en el invernadero.

La renovación de las plantas de fresa se puede realizar mediante la propagación de nuevas estacas a partir de las plantas madre o mediante la compra de nuevas plantas jóvenes certificadas. Es recomendable realizar la renovación de las plantas en lotes para mantener la continuidad de la producción y minimizar los periodos de tiempo sin cosecha.


El ciclo de vida de una planta de fresa en invernadero es un proceso fascinante que puede ser optimizado para maximizar su producción. Desde la propagación hasta la renovación de las plantas, cada fase requiere de cuidados y decisiones adecuadas para garantizar un rendimiento óptimo.

Siguiendo las pautas de propagación, proporcionando las condiciones óptimas de crecimiento vegetativo, promoviendo una buena polinización y asegurando una renovación oportuna de las plantas, es posible maximizar la producción y prolongar el ciclo de vida de una planta de fresa en invernadero.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!