HomeBlogTomatesCuál es la importancia de la polinización en el cultivo de tomates en invernadero y cómo se maneja

Cuál es la importancia de la polinización en el cultivo de tomates en invernadero y cómo se maneja

La polinización juega un papel fundamental en el cultivo de tomates en invernadero. Esta actividad es esencial para garantizar el desarrollo adecuado de los frutos y asegurar una producción de calidad. En este artículo, exploraremos la importancia de la polinización en el cultivo de tomates en invernadero y analizaremos diferentes métodos de manejo que se pueden implementar para maximizar los resultados.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Para comprender la importancia de la polinización, es necesario entender su papel en el proceso reproductivo de las plantas. La polinización es el proceso mediante el cual el polen de una flor es transferido al estigma de otra flor compatible, lo que resulta en la fertilización y la formación de semillas y frutos. En el caso de los tomates en invernadero, la polinización es especialmente relevante debido a la falta de polinizadores naturales, como abejas y otros insectos.

Qué métodos de polinización se pueden usar para los tomates en invernaderos

¿Por qué es importante la polinización en el cultivo de tomates en invernadero?

La polinización es fundamental para el desarrollo y la calidad de los frutos. Cuando los tomates son polinizados de manera adecuada, se forman frutos más grandes, uniformes y sabrosos. Además, se reduce la cantidad de frutos deformados o mal desarrollados. La polinización también puede influir en la cantidad de semillas producidas, lo que puede ser relevante para los productores que utilizan los tomates para la producción de semillas. Una buena polinización puede mejorar la calidad y el rendimiento del cultivo de tomates en invernadero.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

¿Cómo se maneja la polinización en el cultivo de tomates en invernadero?

Debido a la falta de polinizadores naturales en los invernaderos, los productores deben manejar activamente la polinización para asegurar un buen desarrollo de los frutos. Existen diferentes métodos que se pueden emplear para lograr una polinización eficiente en los tomates.

1. Polinización manual

El método más tradicional y utilizado para la polinización en invernaderos es la polinización manual. Consiste en transferir manualmente el polen de una flor a otra utilizando un pincel o un palillo. El polen se recolecta de las flores masculinas y se deposita en las flores femeninas para permitir la fertilización. Este método requiere tiempo y personal capacitado, pero puede ser efectivo si se realiza correctamente.

Cómo se puede gestionar la ventilación en un invernadero para beneficiar a las plantas de tomate

2. Uso de ventiladores

Una alternativa al método manual es el uso de ventiladores para favorecer la polinización. Mediante la instalación de ventiladores estratégicamente ubicados en el invernadero, se puede generar movimiento de aire que ayuda a la dispersión del polen. Este método es más efectivo cuando se combinan diferentes velocidades de ventilación y se ajusta la dirección del flujo de aire. Sin embargo, es importante tener en cuenta que este método no reemplaza por completo la polinización manual, ya que algunos tomates pueden requerir una polinización más precisa.

3. Uso de abejorros y otros polinizadores

Otra opción para manejar la polinización en invernaderos es la introducción de abejorros y otros polinizadores. Estos insectos pueden realizar la polinización de manera más eficiente que la polinización manual o el uso de ventiladores. Los abejorros son polinizadores activos y pueden visitar numerosas flores en busca de néctar y polen. Además, su presencia en el invernadero puede ayudar a controlar otras plagas. Sin embargo, el uso de abejorros requiere conocimiento y seguimiento adecuado para asegurar su efectividad y evitar problemas como la propagación de enfermedades.


La polinización es fundamental en el cultivo de tomates en invernadero. Es un proceso que garantiza un desarrollo adecuado de los frutos y una producción de calidad. La polinización manual, el uso de ventiladores y la introducción de abejorros son métodos que se pueden utilizar para manejar la polinización en invernaderos. Cada uno de ellos tiene ventajas y desventajas, y la elección del método dependerá de las condiciones específicas del invernadero y las necesidades del cultivo. Sin importar el método utilizado, es importante asegurarse de que la polinización se realice de manera eficiente para obtener los mejores resultados en la producción de tomates en invernadero.