HomeBlogBrócolisCuál es la temperatura ideal para el cultivo de brócoli en un invernadero

Cuál es la temperatura ideal para el cultivo de brócoli en un invernadero

El brócoli es una hortaliza nutritiva y deliciosa que se cultiva en diferentes regiones del mundo. Una forma de mejorar su producción y calidad es cultivarlo en un invernadero, donde es posible controlar las condiciones ambientales de manera más precisa. Entre los factores que influyen en el éxito de este cultivo, la temperatura juega un papel fundamental. En este artículo, exploraremos cuál es la temperatura ideal para el cultivo de brócoli en un invernadero y cómo mantenerla adecuadamente.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Importancia de la temperatura en el cultivo de brócoli

El brócoli, al igual que otras plantas, tiene un rango específico de temperaturas en el cual crece y se desarrolla de manera óptima. La temperatura afecta tanto el crecimiento vegetal como la calidad del producto final. Un temperaturas demasiado bajas o altas pueden ocasionar problemas en el desarrollo de la planta, como el retraso en el crecimiento, la formación de cabezas pequeñas o la aparición de enfermedades.

Qué consideraciones deben tenerse en cuenta al elegir variedades de brócoli para invernaderos

Por lo tanto, mantener una temperatura adecuada en el invernadero es fundamental para maximizar la producción y calidad del brócoli cultivado. A continuación, analizaremos cuáles son las temperaturas ideales para cada etapa del cultivo y cómo lograrlas.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Temperatura durante la germinación y establecimiento de plántulas

La germinación del brócoli ocurre mejor a temperaturas más cálidas, alrededor de 20-25°C. Una vez que las plántulas emergen, se recomienda reducir la temperatura a alrededor de 18-20°C durante el día y 10-12°C durante la noche. Estas temperaturas favorecen el establecimiento de las plántulas y promueven un crecimiento sano de las raíces.

En esta etapa, es importante evitar temperaturas extremas, ya que el brócoli es una planta de clima fresco y puede verse afectado por el estrés térmico. El uso de pantallas o mallas de sombreo puede ser útil para regular la temperatura dentro del invernadero y evitar picos de calor.

Qué sistemas de irrigación son más eficientes para el cultivo de brócoli en invernaderos

Temperatura durante el crecimiento vegetativo

Una vez que las plántulas se han establecido, es importante mantener una temperatura óptima durante el crecimiento vegetativo del brócoli. En esta etapa, se recomienda una temperatura diurna de alrededor de 18-22°C y una temperatura nocturna de 12-15°C. Estas temperaturas permiten un crecimiento vigoroso de las hojas y un desarrollo adecuado de la planta.

Es importante recordar que el brócoli es una planta que tolere el frío y temperaturas más bajas que las recomendadas pueden ralentizar el crecimiento y afectar su rendimiento. Sin embargo, también es sensible a temperaturas muy altas, que pueden ocasionar el desarrollo de cabezas pequeñas o flores prematuras.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Temperatura durante la formación de cabezas

La formación de cabezas es una etapa crítica en el cultivo de brócoli. Para obtener cabezas grandes y compactas, se requiere una temperatura diurna de alrededor de 15-18°C y una temperatura nocturna de 10-12°C. Estas temperaturas moderadas favorecen un crecimiento uniforme de las cabezas y previenen la aparición de problemas como la formación de cabezas abiertas o el florecimiento prematuro.

Cómo maximizar el uso del espacio en un invernadero al cultivar brócoli

Es importante tener en cuenta que, durante esta etapa, el brócoli es más sensible al estrés térmico y a condiciones meteorológicas adversas. Por lo tanto, es recomendable mantener un monitoreo constante de la temperatura y utilizar medidas de protección, como la aplicación de sombreado o el riego por aspersión, para reducir los efectos del calor excesivo.


La temperatura juega un papel fundamental en el cultivo de brócoli en un invernadero. Mantener una temperatura adecuada en cada etapa del crecimiento es esencial para maximizar la producción y calidad del cultivo. Durante la germinación y el establecimiento de plántulas, se recomienda mantener temperaturas cálidas pero no extremas. Durante el crecimiento vegetativo, se requieren temperaturas moderadas para un desarrollo óptimo de la planta. Y durante la formación de cabezas, es fundamental mantener temperaturas frescas para obtener cabezas grandes y compactas.

Al controlar la temperatura en el invernadero y asegurarse de que se mantenga dentro de los rangos óptimos, los agricultores pueden obtener un brócoli de alta calidad y maximizar su producción. Además, es importante recordar que la temperatura no es el único factor a considerar en el cultivo de brócoli, y otros factores como la humedad, la iluminación y la nutrición también son importantes para obtener resultados óptimos.