HomeBlogPimientosCuáles son las prácticas de poda más adecuadas para pimientos en invernaderos

Cuáles son las prácticas de poda más adecuadas para pimientos en invernaderos

Los pimientos son una hortaliza popular y versátil que se cultiva en todo el mundo. Son una excelente opción para el cultivo en invernaderos, ya que las condiciones controladas permiten un mejor manejo y cuidado de las plantas. Una de las prácticas más importantes en el cultivo de pimientos en invernaderos es la poda. La poda adecuada puede mejorar el rendimiento y la calidad de los pimientos, además de facilitar su manejo y cuidado.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

En este artículo, exploraremos cuáles son las prácticas de poda más adecuadas para los pimientos cultivados en invernaderos. Desde cómo realizar la poda inicial hasta los cuidados posteriores, te brindaremos toda la información necesaria para maximizar tus cosechas y obtener pimientos de calidad.

Qué innovaciones tecnológicas se están utilizando en invernaderos ecológicos para el cultivo de pimientos

1. Realizar una poda inicial

La poda inicial de los pimientos en invernaderos es fundamental para el desarrollo adecuado de las plantas. Esta poda se realiza poco después de trasplantar las plántulas al invernadero y tiene como objetivo eliminar las ramas inferiores y estimular el crecimiento de las partes superiores de la planta.

Para llevar a cabo la poda inicial, debes identificar las ramas inferiores que están cerca del suelo y la parte inferior de la planta. Estas ramas suelen ser menos productivas y pueden dificultar el acceso a las plantas para otras tareas de cuidado, como el riego y la aplicación de fertilizantes.

Una vez identificadas las ramas a podar, utiliza unas tijeras de podar limpias y afiladas para cortarlas de manera precisa. Es importante recordar que la poda debe ser realizada con cuidado, evitando dañar el tallo principal de la planta.

2. Promover un crecimiento vertical

La poda en altura es otra práctica importante en el cultivo de pimientos en invernaderos. Al promover un crecimiento vertical de las plantas, se facilita la circulación del aire y la penetración de la luz, lo que ayuda a prevenir enfermedades y mejorar la calidad de los frutos.

La poda en altura se realiza cortando las ramas laterales de la planta a medida que crecen. Esto se hace utilizando nuevamente unas tijeras de podar limpias y afiladas. Es importante tener cuidado de no cortar demasiadas ramas a la vez, ya que esto puede debilitar la planta. La poda en altura debe realizarse de forma gradual, cortando solo unas pocas ramas a la vez durante varias semanas.

Además de promover un crecimiento vertical, la poda en altura también ayuda a mejorar la calidad de los frutos. Al eliminar algunas ramas laterales, se redirige la energía de la planta hacia la producción de frutos más grandes y de mejor calidad.

3. Realizar poda de despunte

La poda de despunte se realiza para fomentar la ramificación de las plantas de pimiento. Esta práctica consiste en eliminar la punta del tallo principal de la planta, lo que provoca que se bifurque y genere más brotes laterales.

Qué prácticas de manejo de residuos se recomiendan en invernaderos de pimientos para promover la sostenibilidad

La poda de despunte se realiza cuando la planta ha alcanzado una altura específica, generalmente alrededor de los 30-40 centímetros. Utiliza unas tijeras de podar limpias y afiladas para cortar la punta del tallo principal, justo por encima de un par de hojas frescas.

Al realizar la poda de despunte, se fomenta el crecimiento de nuevos brotes laterales, lo que resulta en una planta más frondosa y productiva. Además, al tener más brotes laterales, la planta tiene la capacidad de producir más frutos, lo que aumenta el rendimiento en general.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

4. Eliminar los chupones

Los chupones son brotes que crecen en los puntos de inserción de las ramas laterales con el tallo principal de la planta. Aunque estos brotes pueden parecer pequeños e insignificantes al principio, si no se eliminan, pueden convertirse en ramas laterales que compiten por los nutrientes y la energía de la planta.

Qué innovaciones tecnológicas pueden mejorar la producción de pimientos en invernaderos

Para eliminar los chupones, utiliza tus dedos o unas tijeras de podar para cortarlos lo más cerca posible del tallo principal. Es importante realizar esta práctica de manera regular, ya que los chupones pueden crecer rápidamente y convertirse en ramas voluminosas si se les permite hacerlo.

Al eliminar los chupones de forma regular, se mejora la estructura de la planta, se evita el exceso de ramificación y se promueve un crecimiento más vigoroso y productivo.

5. Mantener una buena ventilación

Además de la poda, es importante mantener una buena ventilación en el invernadero para garantizar el crecimiento saludable de los pimientos. La ventilación adecuada ayuda a controlar la temperatura, la humedad y la circulación del aire, lo que ayuda a prevenir enfermedades y promueve el desarrollo de los cultivos.

Una forma de mantener una buena ventilación es eliminar las hojas inferiores y dañadas de las plantas. Estas hojas tienden a acumular humedad y pueden convertirse en lugares propicios para el desarrollo de enfermedades. Al eliminar estas hojas, se mejora la circulación del aire alrededor de las plantas.

Otra forma de promover la ventilación es asegurarse de que haya suficiente espacio entre las plantas en el invernadero. Esto permite que el aire circule libremente y evita el hacinamiento, que puede favorecer la aparición de enfermedades fúngicas.


La poda adecuada es esencial para el cultivo de pimientos en invernaderos. Las prácticas de poda mencionadas en este artículo, desde la poda inicial hasta la eliminación de los chupones, pueden ayudar a mejorar el rendimiento y la calidad de los pimientos, así como facilitar su manejo y cuidado.

Recuerda realizar la poda de manera cuidadosa, utilizando herramientas limpias y afiladas para evitar dañar las plantas. Además, mantén una buena ventilación en el invernadero para prevenir enfermedades y promover un crecimiento saludable.

Al seguir estas prácticas de poda, podrás disfrutar de una cosecha abundante de pimientos de alta calidad en tu invernadero.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!