HomeBlogJudías verdesCuáles son los ciclos de cultivo recomendados para las judías verdes en invernadero

Cuáles son los ciclos de cultivo recomendados para las judías verdes en invernadero

Las judías verdes, también conocidas como ejotes o habichuelas, son un cultivo popular en muchas partes del mundo. Son una excelente fuente de fibra, vitaminas y minerales, y son fáciles de cultivar tanto en el jardín como en un invernadero. Sin embargo, para obtener una excelente producción de judías verdes en un invernadero, es importante seguir los ciclos de cultivo recomendados. En este artículo, exploraremos en detalle los ciclos de cultivo óptimos para las judías verdes en un invernadero.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Antes de sumergirnos en los ciclos de cultivo, es importante comprender qué son las judías verdes y por qué son populares en la agricultura. Las judías verdes son las vainas inmaduras de la planta de frijol (Phaseolus vulgaris). Son un cultivo de rápido crecimiento y pueden crecer hasta una altura de 4 a 6 pies. Las judías verdes en invernadero tienen la ventaja de una temporada de cultivo extendida y están protegidas de las condiciones climáticas adversas.

Qué métodos ecológicos se pueden emplear para controlar plagas y enfermedades en judías verdes de invernadero

Preparación del invernadero

Antes de comenzar el ciclo de cultivo de las judías verdes en un invernadero, es importante preparar adecuadamente el espacio de cultivo. Asegúrese de que el suelo esté bien drenado y tenga buen contenido de materia orgánica. Realice las pruebas de pH necesarias y ajuste el nivel de pH a la gama óptima para las judías verdes, que es de 6 a 6,8.

También es recomendable enriquecer el suelo con compost orgánico antes de la siembra. Esto proporcionará los nutrientes necesarios para un crecimiento saludable de las plantas. Además, asegúrese de instalar un sistema de riego adecuado para garantizar que las judías verdes reciban una cantidad adecuada de agua durante todo el ciclo de cultivo.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Selección de la variedad adecuada

El siguiente paso importante en el ciclo de cultivo de las judías verdes en invernadero es seleccionar la variedad adecuada. Existen muchas variedades de judías verdes disponibles en el mercado, y cada una tiene diferentes requisitos de crecimiento. Al elegir una variedad, considere factores como el tamaño de las vainas, el rendimiento, la resistencia a enfermedades y las condiciones de crecimiento preferidas.

Qué fertilizantes son más efectivos para el desarrollo óptimo de las judías verdes en invernadero

Algunas variedades populares de judías verdes para el cultivo en invernadero incluyen ‘Tendergreen’, ‘Provider’, ‘Blue Lake’ y ‘Emerite’. Estas variedades son conocidas por su buen rendimiento y calidad de vaina. Además, asegúrese de comprar semillas de calidad de un proveedor confiable para garantizar un buen crecimiento y evitar la propagación de enfermedades.

Siembra de las judías verdes

Una vez que haya preparado adecuadamente el invernadero y haya seleccionado la variedad adecuada de judías verdes, es hora de sembrar las semillas. Las judías verdes se pueden sembrar directamente en el suelo del invernadero o se pueden plantar primero en macetas o bandejas de semillas y luego trasplantarlas al suelo.

Siembre las semillas a una profundidad de aproximadamente 1-1.5 pulgadas y espacie las plantas de judías verdes a una distancia de aproximadamente 4-6 pulgadas. Si está utilizando una fila de cultivo, asegúrese de dejar suficiente espacio entre las filas para permitir un buen flujo de aire y facilitar la cosecha.

Es importante mantener el suelo húmedo durante la germinación y el desarrollo temprano de las plantas. El riego regular y adecuado es crucial para el éxito del cultivo de judías verdes en invernadero.

Cómo preparar el terreno del invernadero para el cultivo de judías verdes

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Cuidado y manejo de las plantas

Una vez que las plantas de judías verdes hayan germinado y comenzado a crecer, es importante proporcionar el cuidado adecuado para promover un crecimiento saludable y una buena producción. El riego regular es esencial, y se recomienda regar las plantas de judías verdes al menos dos veces por semana, o según sea necesario, para mantener el suelo ligeramente húmedo.

También es importante proporcionar soporte adecuado para las plantas de judías verdes, ya que pueden alcanzar una altura considerable y necesitan algo a lo que sujetarse mientras crecen. Puede usar enrejados, postes o esposas para dar soporte a las plantas y facilitar la cosecha.

Además, es recomendable realizar un manejo adecuado de las malezas para evitar la competencia de nutrientes y agua. Retire regularmente las malezas que crezcan alrededor de las plantas de judías verdes y evite el uso de herbicidas que puedan dañar las plantas.

Cuáles son las variedades de judías verdes más adecuadas para cultivar en invernaderos

Fertilización

El fertilizante es fundamental para un buen crecimiento y desarrollo de las plantas de judías verdes en invernadero. Asegúrese de proporcionar a las plantas los nutrientes necesarios durante todo el ciclo de cultivo. Puede usar fertilizantes orgánicos o químicos, siguiendo las instrucciones de la etiqueta para la dosificación adecuada.

La fertilización foliar también puede ser beneficiosa para las plantas de judías verdes. Rocíe un fertilizante líquido balanceado, rico en nutrientes, directamente en las hojas de las plantas durante el período de crecimiento activo. Esto ayudará a proporcionar nutrientes adicionales y promoverá un crecimiento saludable.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Cosecha

Las judías verdes en invernadero suelen estar listas para la cosecha entre 55 y 70 días después de la siembra, dependiendo de la variedad. Las vainas deben estar firmes y crujientes, con un color verde brillante. Evite dejar que las vainas se vuelvan demasiado maduras, ya que se volverán fibrosas y perderán su sabor.

Para cosechar las judías verdes, sostenga la vaina en la base y tire suavemente hacia abajo. Muchas variedades de judías verdes producirán nuevas vainas a medida que se cosechen las existentes, lo que permite una cosecha continua durante todo el ciclo de cultivo.


El cultivo de las judías verdes en un invernadero puede ser una excelente manera de obtener una producción constante y de alta calidad durante todo el año. Al seguir los ciclos de cultivo recomendados, desde la preparación del invernadero hasta la selección de la variedad adecuada, la siembra, el cuidado de las plantas y la cosecha, puede asegurarse de obtener los mejores resultados. No olvide prestar atención a la fertilización, el riego, el control de malezas y el soporte adecuado para las plantas. ¡Disfrute de la cosecha de judías verdes frescas y deliciosas de su invernadero!

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!