HomeBlogFresasCuáles son los desafíos más comunes al cultivar fresas en invernaderos

Cuáles son los desafíos más comunes al cultivar fresas en invernaderos

El cultivo de fresas en invernaderos ha ganado popularidad en los últimos años debido a que ofrece una serie de ventajas. Los invernaderos permiten controlar y optimizar las condiciones de cultivo, lo que resulta en cosechas más abundantes y de mayor calidad. Sin embargo, como en cualquier actividad agrícola, existen desafíos que los productores deben enfrentar. En este artículo, exploraremos los desafíos más comunes al cultivar fresas en invernaderos y discutiremos algunas estrategias para superarlos.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

1. Control del clima

Uno de los principales desafíos al cultivar fresas en invernaderos es mantener un clima adecuado para su crecimiento y desarrollo. Las fresas requieren temperaturas moderadas, con un rango óptimo entre 15 y 25 grados Celsius. Además, necesitan una alta humedad relativa y una buena circulación de aire. El desafío radica en mantener estas condiciones constantes a lo largo del año.

Qué recomendaciones existen para la cosecha de fresas en invernaderos

Para controlar el clima en los invernaderos, es necesario utilizar sistemas de calefacción y ventilación. Los sistemas de calefacción ayudan a mantener la temperatura en los meses más fríos, mientras que los sistemas de ventilación aseguran una buena circulación del aire. Además, es recomendable utilizar sistemas de nebulización para mantener la humedad relativa adecuada.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

2. Manejo del riego

El adecuado manejo del riego es otro desafío al cultivar fresas en invernaderos. Estas plantas requieren un suministro constante de agua para su crecimiento y desarrollo, pero un riego excesivo puede ocasionar enfermedades y pudrición de las raíces.

Para manejar correctamente el riego, es necesario utilizar sistemas de riego automatizados que permitan controlar la cantidad de agua suministrada. Además, es importante monitorear la humedad del suelo regularmente para asegurarse de que las plantas estén recibiendo la cantidad adecuada de agua.

Es importante la incorporación de materia orgánica en el suelo para fresas? ¿Cómo hacerlo?

3. Control de plagas y enfermedades

Las fresas cultivadas en invernaderos son susceptibles a una serie de plagas y enfermedades que pueden afectar su producción. Algunas de las plagas más comunes incluyen ácaros, trips y pulgones, mientras que las enfermedades más recurrentes son el mildiu, la botritis y la antracnosis.

Para controlar las plagas y enfermedades, es importante implementar un programa de control integrado de plagas (CIP), que incluya el uso de técnicas preventivas como el uso de mallas protectoras, la rotación de cultivos y la utilización de insectos beneficiosos para el control biológico. Además, es necesario realizar un monitoreo regular de las plantas para detectar a tiempo cualquier problema y tomar las medidas necesarias.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

4. Polinización

La polinización es esencial para asegurar una buena fecundación de las flores de fresa y garantizar una producción adecuada de frutos. Sin embargo, en los invernaderos, el acceso de los polinizadores naturales como las abejas puede estar limitado.

Cómo afecta la humedad a las fresas en los invernaderos y cómo controlarla

Para superar este desafío, es necesario recurrir a la polinización manual. Esto puede hacerse utilizando un pincel o un plumero para transferir el polen de una flor a otra. Es importante realizar esta tarea diariamente durante la temporada de floración para asegurar una buena polinización y obtener una cosecha abundante.

5. Nutrición de las plantas

Las fresas cultivadas en invernaderos requieren un suministro adecuado de nutrientes para crecer y producir frutos de calidad. El cultivo en invernadero puede afectar la disponibilidad de nutrientes en el suelo, lo que puede llevar a deficiencias nutricionales y afectar la salud de las plantas.

Para asegurar una buena nutrición de las plantas, es necesario realizar análisis de suelo regulares y ajustar la fertilización en consecuencia. Además, es recomendable utilizar fertilizantes de liberación lenta que proporcionen nutrientes de manera gradual a lo largo del ciclo de cultivo.


El cultivo de fresas en invernaderos ofrece numerosas ventajas, pero también presenta desafíos que los productores deben superar. El control del clima, el manejo del riego, el control de plagas y enfermedades, la polinización y la nutrición de las plantas son algunos de los desafíos más comunes. Sin embargo, con el uso de tecnología adecuada y buenas prácticas agrícolas, es posible superar estos desafíos y lograr una producción exitosa de fresas en invernaderos.

Qué tipo de fertilizantes son recomendables para las fresas en invernaderos

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!