HomeBlogPatatasCuáles son los nutrientes esenciales para el cultivo exitoso de patatas en invernadero

Cuáles son los nutrientes esenciales para el cultivo exitoso de patatas en invernadero

El cultivo de patatas en invernadero es una excelente alternativa para aquellos agricultores que desean maximizar la producción y proteger sus cultivos de las inclemencias del clima. Sin embargo, para lograr un cultivo exitoso es fundamental asegurar el suministro adecuado de nutrientes a las plantas. En este artículo, exploraremos cuáles son los nutrientes esenciales para el cultivo de patatas en invernadero y cómo proporcionarlos de manera efectiva.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Antes de adentrarnos en los nutrientes específicos, es importante entender el papel que juegan estos elementos en el crecimiento y desarrollo de las patatas. Los nutrientes esenciales son aquellos elementos químicos que las plantas necesitan para llevar a cabo sus funciones vitales, como la fotosíntesis, la formación de estructuras y la producción de energía. Estos nutrientes se dividen en macronutrientes y micronutrientes, dependiendo de la cantidad requerida por las plantas.

Cómo se maneja el riego de las patatas en un ambiente de invernadero

Macronutrientes

Los macronutrientes son aquellos elementos necesarios para el crecimiento de las plantas en grandes cantidades. Estos nutrientes son: nitrógeno (N), fósforo (P), potasio (K), calcio (Ca), magnesio (Mg) y azufre (S).

Nitrógeno (N): El nitrógeno es un elemento crucial para el crecimiento de las patatas, ya que forma parte de las proteínas y del ADN. Ayuda a la planta a desarrollar un follaje exuberante y promueve la formación de tubérculos densos y saludables. Se puede suministrar a través de fertilizantes nitrogenados como el nitrato de amonio o urea.

Fósforo (P): El fósforo es esencial para el desarrollo de las raíces y la producción de flores y frutos. También está involucrado en la transferencia de energía en las células y la formación de azúcares y almidones. Los fertilizantes fosfatados, como el superfosfato triple, son una excelente fuente de fósforo para las patatas en invernadero.

Potasio (K): El potasio es esencial para la regulación del agua y la apertura y cierre de los estomas. Esta función es crucial en las patatas, ya que ayuda a regular la transpiración y previene problemas como la marchitez y el estrés hídrico. Los fertilizantes potásicos, como el sulfato de potasio, son una excelente fuente de potasio para las patatas en invernadero.

Qué tipos de fertilizantes son más recomendables para el cultivo de patatas en un invernadero

Calcio (Ca): El calcio es necesario para el desarrollo de las paredes celulares y la resistencia de las plantas a enfermedades y plagas. Además, juega un papel importante en la regulación de los procesos de crecimiento y división celular. El uso de fertilizantes cálcicos, como el nitrato de calcio, ayuda a cubrir las necesidades de calcio de las patatas en invernadero.

Magnesio (Mg): El magnesio es esencial para la formación de clorofila y la fotosíntesis. También juega un papel importante en la estabilidad de las membranas celulares y la activación de enzimas clave en el metabolismo de las plantas. Los fertilizantes de sulfato de magnesio son una excelente fuente de magnesio para las patatas en invernadero.

Azufre (S): El azufre es esencial para la síntesis de proteínas y la formación de aminoácidos. Además, juega un papel clave en la activación de enzimas y la transferencia de energía en las plantas. Se puede suministrar a través del uso de fertilizantes azufrados, como el sulfato de amonio.

Micronutrientes

Los micronutrientes son elementos esenciales para el crecimiento de las plantas en menor cantidad que los macronutrientes. Estos nutrientes son: hierro (Fe), manganeso (Mn), boro (B), zinc (Zn), cobre (Cu), molibdeno (Mo) y cloro (Cl).

Hierro (Fe): El hierro es necesario para la formación de clorofila y la producción de energía en las plantas. Su deficiencia puede causar clorosis y un desarrollo deficiente en las patatas. Se puede suplementar mediante la aplicación de quelatos de hierro.

Manganeso (Mn): El manganeso es esencial para la fotosíntesis y el metabolismo del nitrógeno. También juega un papel en la regulación de enzimas y antioxidantes en las plantas. La aplicación de sulfato de manganeso es una forma efectiva de suministrar manganeso a las patatas en invernadero.

Boro (B): El boro es necesario para el transporte de azúcares y la división y elongación celular. También juega un papel en la formación de paredes celulares y el desarrollo de los tubérculos. Para asegurar un suministro adecuado de boro, se pueden utilizar fertilizantes de borato de sodio o ácido bórico.

Cómo afecta la densidad de siembra al desarrollo y producción de patatas en invernadero

Zinc (Zn): El zinc es esencial para la síntesis de proteínas y la regulación de hormonas en las plantas. Su deficiencia puede ocasionar un crecimiento deficiente y problemas en la formación de los tubérculos. Los fertilizantes de sulfato de zinc son una excelente fuente de zinc para las patatas en invernadero.

Cobre (Cu): El cobre es necesario para la formación de clorofila y la activación de enzimas clave en las plantas. Su deficiencia puede causar una reducción en el crecimiento y en la producción de tubérculos. Se puede suministrar a través de fertilizantes de sulfato de cobre.

Molibdeno (Mo): El molibdeno es esencial para la fijación de nitrógeno, la formación de enzimas nitrogenasas y la conversión de nitratos en amonio. La aplicación de molibdato de amonio o molibdato de sodio garantiza un suministro adecuado de molibdeno para las patatas en invernadero.

Cloro (Cl): El cloro juega un papel en la apertura y cierre de los estomas y la regulación de la fotosíntesis. Aunque las plantas requieren cloro en cantidades muy pequeñas, es importante asegurar su suministro adecuado para evitar deficiencias. La aplicación de cloruro de potasio es una forma efectiva de proporcionar cloro a las patatas en invernadero.


Proporcionar los nutrientes esenciales adecuados es fundamental para el cultivo exitoso de patatas en invernadero. Los macronutrientes como el nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio y azufre, y los micronutrientes como el hierro, manganeso, boro, zinc, cobre, molibdeno y cloro, desempeñan roles importantes en el crecimiento y desarrollo de las plantas. Utilizar fertilizantes específicos y seguir las recomendaciones de dosificación adecuada ayudará a asegurar un suministro óptimo de nutrientes y, en última instancia, maximizar la producción de patatas en invernadero.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!