HomeBlogCebollasDe qué manera se pueden cosechar las cebollas en invernadero para asegurar su mayor durabilidad post-cosecha

De qué manera se pueden cosechar las cebollas en invernadero para asegurar su mayor durabilidad post-cosecha

La cebolla es un cultivo versátil y popular que se utiliza en una amplia variedad de platos en todo el mundo. Para los agricultores que cultivan cebollas en invernaderos, una de las preocupaciones más importantes es la durabilidad post-cosecha de las cebollas. La correcta cosecha de las cebollas en el momento adecuado, así como su manejo y almacenamiento adecuados, son clave para asegurar que las cebollas duren mucho tiempo después de la cosecha. En este artículo, exploraremos de qué manera se pueden cosechar las cebollas en invernadero para asegurar su mayor durabilidad post-cosecha.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Momento adecuado para cosechar las cebollas

El momento adecuado para cosechar las cebollas en invernadero es crucial para asegurar su mayor durabilidad. Generalmente, las cebollas están listas para ser cosechadas cuando tienen un diámetro de bulbo de aproximadamente 5 a 7 centímetros. Además, las hojas superiores de la planta deben comenzar a marchitarse y doblarse hacia el suelo.

Es importante tener en cuenta que la madurez de las cebollas varía según la variedad y las condiciones de cultivo. Por lo tanto, es recomendable realizar pruebas de madurez antes de la cosecha, como cortar una cebolla y observar si las capas internas están bien formadas y el bulbo está firme.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Preparación para la cosecha

Antes de comenzar la cosecha, es importante preparar el área y los equipos adecuadamente. Esto incluye limpiar cualquier maleza, daño o enfermedad visible de las cebollas para evitar la contaminación y el deterioro de las mismas. Además, es recomendable aflojar suavemente el suelo alrededor de las cebollas para facilitar la extracción de las mismas.

Es recomendable cosechar las cebollas por la mañana temprano, cuando las temperaturas son más bajas y las cebollas están llenas de agua. Esto no solo facilitará la recolección, sino que también ayudará a reducir la pérdida de humedad durante el proceso de cosecha.

Técnicas de cosecha adecuadas

Existen varias técnicas de cosecha adecuadas que se pueden utilizar para garantizar la mayor durabilidad post-cosecha de las cebollas en invernadero. Una de las técnicas más comunes es la extracción manual. Para ello, se debe agarrar suavemente la base de la cebolla y tirar hacia arriba con un movimiento firme pero cuidadoso. Esto ayudará a evitar daños en el bulbo y a conservar la integridad de la planta.

Otra técnica es el corte a nivel del suelo. Esta técnica se recomienda cuando las cebollas están firmemente arraigadas en el suelo y no se pueden extraer fácilmente. Utilizando un cuchillo afilado, se debe cortar el tallo de la cebolla a nivel del suelo, teniendo cuidado de no dañar el bulbo.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Manejo post-cosecha

Después de la cosecha, es importante manejar adecuadamente las cebollas para asegurar su mayor durabilidad. Una de las primeras etapas de manejo post-cosecha es el secado de las cebollas. Las cebollas deben dejarse secar al aire durante varios días en un área fresca, bien ventilada y con sombra. Durante este período, las hojas externas se secarán y el bulbo se fortalecerá, lo que ayudará a prolongar su vida útil.

Una vez que las cebollas estén completamente secas, es importante retirar cualquier suciedad o residuo para evitar la propagación de enfermedades. Esto se puede hacer de forma manual, frotando suavemente las capas externas con las manos o utilizando un cepillo suave.

Después de la limpieza, es recomendable clasificar las cebollas según su tamaño y calidad. Esto permitirá separar las cebollas que puedan tener daños o enfermedades de las que estén en mejores condiciones. Las cebollas dañadas o enfermas deben ser eliminadas para evitar que contaminen a las cebollas saludables.

Almacenamiento adecuado

Un adecuado almacenamiento de las cebollas es crucial para asegurar su mayor durabilidad post-cosecha. Las cebollas deben almacenarse en un lugar fresco, seco y oscuro, con una temperatura de alrededor de 0 a 4 grados Celsius y una humedad relativa de alrededor del 65 al 70%. Un ambiente demasiado húmedo puede provocar el crecimiento de moho, mientras que un ambiente demasiado seco puede hacer que las cebollas se sequen y se arruguen.

Es recomendable almacenar las cebollas en cajas de madera o plástico con rejillas o aberturas que permitan una adecuada circulación de aire. Esto ayudará a prevenir la acumulación de humedad y evitará que las cebollas se pudran.


Para asegurar la mayor durabilidad post-cosecha de las cebollas cultivadas en invernadero, es importante considerar el momento adecuado para la cosecha, preparar adecuadamente el área y los equipos, utilizar técnicas de cosecha adecuadas, realizar un manejo post-cosecha adecuado y almacenar las cebollas en las condiciones óptimas. Siguiendo estos pasos, los agricultores pueden garantizar que sus cebollas duren mucho tiempo después de la cosecha y lleguen a los consumidores en las mejores condiciones.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!