HomeBlogPepinosQué condiciones climáticas son ideales para el cultivo de pepinos en invernaderos

Qué condiciones climáticas son ideales para el cultivo de pepinos en invernaderos

El cultivo de pepinos en invernaderos ha demostrado ser una opción popular y rentable para los agricultores. Al controlar el entorno en un invernadero, es posible proporcionar condiciones climáticas ideales para el crecimiento y desarrollo óptimo de los pepinos. En este artículo, exploraremos las condiciones climáticas necesarias para cultivar pepinos en invernaderos con éxito.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

1. Temperatura

La temperatura es un factor crucial para el cultivo de pepinos en invernaderos. Estas plantas son muy sensibles a las temperaturas extremas, tanto frías como calientes. La temperatura óptima para el crecimiento de los pepinos se encuentra entre los 22 y 30 grados Celsius. Por debajo de los 15 grados Celsius, el crecimiento se ralentiza y las plantas pueden verse afectadas por enfermedades. Por encima de los 30 grados Celsius, los pepinos pueden sufrir estrés térmico y daños en la estructura de las flores y las frutas.

Qué variedades de pepino son más adecuadas para el cultivo en invernadero

Es importante mantener una temperatura uniforme dentro del invernadero. Esto se puede lograr utilizando sistemas de calefacción y ventilación adecuados. Los sistemas de calefacción pueden mantener el invernadero caliente durante los meses más fríos, mientras que los sistemas de ventilación permiten liberar el exceso de calor en los días calurosos.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

2. Humedad

El nivel de humedad en el invernadero también juega un papel crucial en el cultivo de pepinos. Los pepinos prefieren un ambiente con una humedad relativa del 60 al 70 por ciento. Una humedad baja puede llevar a la deshidratación de las plantas, mientras que una humedad alta favorece el desarrollo de enfermedades fúngicas.

Para mantener la humedad adecuada, se pueden utilizar sistemas de riego por goteo o nebulización. El riego por goteo permite una distribución uniforme del agua, evitando el exceso de humedad en el suelo. La nebulización, por otro lado, aumenta la humedad relativa del aire. Es importante monitorear y ajustar el sistema de riego según las necesidades de los pepinos.

Qué técnicas de riego se recomiendan para los pepinos en invernaderos

3. Luz

La luz es esencial para el proceso de fotosíntesis en las plantas, incluyendo los pepinos. En un invernadero, es posible controlar la cantidad de luz que reciben las plantas mediante la utilización de cortinas, sombreadores o sistemas automatizados de iluminación.

Los pepinos requieren al menos 12 a 14 horas de luz al día para un crecimiento óptimo. La intensidad de la luz también es importante, con una intensidad de al menos 10,000 a 15,000 lux durante el día. La luz solar directa es preferible, pero si la ubicación del invernadero no permite esto, se pueden utilizar luces artificiales de espectro completo para complementar la luz natural.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

4. Viento

El viento puede ser un factor desfavorable para el cultivo de pepinos en invernaderos. El exceso de viento puede dañar las plantas y afectar su crecimiento. Es importante proporcionar protección contra el viento mediante la instalación de cortinas o mallas de sombra alrededor del invernadero.

Cuáles son las variedades de pepino más adecuadas para el cultivo en invernadero

Además de proteger las plantas del viento, también es necesario permitir la circulación de aire para prevenir la acumulación de calor y humedad. La instalación de ventiladores o sistemas de ventilación natural ayuda a mantener un ambiente adecuado dentro del invernadero.


Las condiciones climáticas ideales para el cultivo de pepinos en invernaderos incluyen una temperatura de entre 22 y 30 grados Celsius, humedad relativa del 60 al 70 por ciento, al menos 12 a 14 horas de luz al día con una intensidad de 10,000 a 15,000 lux, y protección contra el viento. Mantener un equilibrio adecuado de estos factores es fundamental para el éxito del cultivo de pepinos en invernaderos y maximizar los rendimientos.

Tener en cuenta estas condiciones climáticas y asegurarse de ajustarlas según las necesidades específicas de los pepinos garantizará un ambiente propicio para el crecimiento y desarrollo saludable de las plantas, lo que a su vez aumentará la productividad y rentabilidad de los cultivos en invernaderos.