HomeBlogBrócolisQué métodos de poda y entutorado se recomiendan para el brócoli en invernadero

Qué métodos de poda y entutorado se recomiendan para el brócoli en invernadero

El brócoli es un vegetal delicioso y nutritivo que se cultiva en todo el mundo. Es especialmente popular en invernaderos donde se puede controlar el clima y garantizar un crecimiento óptimo. Sin embargo, para maximizar la producción y la calidad de los brotes de brócoli, es necesario implementar métodos de poda y entutorado adecuados. En este artículo, exploraremos los diferentes métodos de poda y entutorado recomendados para el cultivo de brócoli en invernaderos.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

1. Poda de brotes laterales

La poda de los brotes laterales es una técnica comúnmente utilizada en el cultivo de brócoli en invernaderos. Consiste en eliminar los brotes laterales que crecen en los tallos principales para fomentar un crecimiento más fuerte y saludable de los brotes principales. Esta técnica permite que la planta concentre su energía en el desarrollo de los brotes principales, lo que resulta en una mayor producción y calidad.

Qué técnicas de riego son más eficientes para el brócoli en invernadero

Para podar correctamente los brotes laterales, se recomienda usar tijeras de podar limpias y afiladas. Es importante asegurarse de que las tijeras estén desinfectadas para evitar la propagación de enfermedades. Al podar, se debe cortar el brote lateral lo más cerca posible del tallo principal, asegurándose de no dañar el tejido circundante. También es recomendable eliminar cualquier brote lateral que comience a crecer cerca de la cabeza de brócoli, ya que puede competir por nutrientes y afectar la calidad de los brotes principales.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

2. Entutorado con estacas

Otro método ampliamente utilizado en el cultivo de brócoli en invernaderos es el entutorado con estacas. Esta técnica consiste en sujetar los tallos principales de las plantas de brócoli a estacas para evitar que se caigan debido al peso de los brotes. El entutorado con estacas ayuda a mantener las plantas verticalmente, facilita la exposición de los brotes a la luz solar y promueve una mejor aireación, reduciendo así el riesgo de enfermedades.

Para realizar el entutorado con estacas, se deben clavar estacas de madera o metal en el suelo cerca de las plantas de brócoli. Luego, se deben atar los tallos principales de las plantas a las estacas con tiras de tela o hilo suave. Es importante no atar los tallos demasiado apretados para permitir un cierto grado de movimiento y crecimiento. A medida que los tallos crecen, es necesario revisar y ajustar periódicamente los amarres para evitar que se estranguen.

Qué herramientas de monitorización son útiles para mantener el ambiente ideal en el cultivo de brócoli

3. Entutorado con mallas o cuerdas

El entutorado con mallas o cuerdas es otra opción popular para el cultivo de brócoli en invernaderos. Consiste en instalar mallas o cuerdas sobre las camas de cultivo y guiar los tallos principales de las plantas a través de ellas. Esta técnica proporciona un soporte uniforme para los tallos y brotes de brócoli, evitando que se caigan o se dañen.

Para implementar el entutorado con mallas o cuerdas, se pueden fijar las mallas o cuerdas a estructuras de soporte en el techo del invernadero o a postes colocados a lo largo de las camas de cultivo. A medida que las plantas de brócoli crecen, se deben guiar los tallos a través de las aberturas de la malla o cuerdas, asegurándose de no dañar los brotes. Esta técnica permite un crecimiento vertical de las plantas, lo que maximiza el espacio y la exposición a la luz solar.


Al utilizar los métodos de poda y entutorado adecuados, los cultivadores de brócoli en invernaderos pueden optimizar la producción y la calidad de sus cultivos. La poda de brotes laterales ayuda a concentrar la energía de la planta en los brotes principales, mientras que el entutorado con estacas y mallas evita que los tallos y los brotes se caigan o se dañen. Al implementar estos métodos, se puede lograr un crecimiento más vigoroso y saludable de las plantas de brócoli, lo que se traduce en una cosecha más abundante y de mayor calidad.