HomeBlogBrócolisQué técnicas de poda y atado se aplican al cultivo de brócoli en invernadero

Qué técnicas de poda y atado se aplican al cultivo de brócoli en invernadero

El brócoli es una hortaliza muy apreciada por sus múltiples beneficios para la salud. Su cultivo en invernadero ofrece ventajas como el control de las condiciones ambientales, lo que permite obtener una producción de alta calidad durante todo el año. Para lograr un óptimo rendimiento en el cultivo de brócoli en invernadero, es esencial aplicar técnicas de poda y atado adecuadas. En este artículo, exploraremos las principales técnicas utilizadas en el cultivo de brócoli en invernadero y los beneficios que ofrecen.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

1. Poda apical

La poda apical es una técnica fundamental en el cultivo de brócoli en invernadero. Consiste en eliminar el brote apical de la planta para promover un mayor crecimiento lateral. Esto se debe a que, al eliminar el brote apical, la planta redirige su energía hacia los brotes laterales, lo que resulta en un mayor número de cabezas de brócoli.

Para realizar la poda apical, se debe utilizar una tijera de poda limpia y afilada. Se recomienda realizar la poda cuando la planta tiene aproximadamente 4-6 hojas verdaderas. Al hacerlo, se debe cortar el brote apical justo por encima de la última hoja. Es importante asegurarse de no dañar las hojas adyacentes durante el proceso.

Al aplicar la poda apical de manera adecuada, se promueve un mayor desarrollo de las cabezas de brócoli, lo que resulta en una mayor producción.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

2. Poda de hojas inferiores

Otra técnica comúnmente utilizada en el cultivo de brócoli en invernadero es la poda de hojas inferiores. Esta técnica consiste en eliminar las hojas más antiguas y de menor calidad de la planta. El objetivo de esta poda es mejorar la circulación del aire y la luz en el cultivo, lo que promueve un crecimiento más vigoroso y previene la aparición de enfermedades y plagas.

La poda de hojas inferiores se debe realizar de forma selectiva, eliminando solo aquellas hojas que estén dañadas o senescentes. Es recomendable realizar esta poda de manera regular, cada vez que se observe la presencia de hojas en mal estado.

Al practicar la poda de hojas inferiores, se mejora la calidad del cultivo de brócoli al permitir que la planta concentre su energía en el desarrollo de las cabezas.

3. Atado de plantas

El atado de plantas es una técnica que se utiliza para evitar que la planta de brócoli se doble o se rompa debido al peso de las cabezas. También ayuda a mantener las plantas erguidas y facilita la distribución de la luz en el cultivo.

Para realizar el atado de plantas, se utilizan hilos o cuerdas suaves que no dañen la planta. Los hilos se atan alrededor del tallo de la planta y luego se sujetan a una estructura de soporte, como un enrejado o una vara vertical. Es importante ajustar los hilos regularmente a medida que la planta crece para evitar que se estrangule.

El atado de plantas no solo ayuda a proteger las cabezas de brócoli, sino que también facilita la recolección y reduce el riesgo de daños en las plantas debido a condiciones climáticas adversas.


Las técnicas de poda y atado desempeñan un papel crucial en el cultivo de brócoli en invernadero. La poda apical y la poda de hojas inferiores promueven un mayor desarrollo de cabezas de brócoli y mejoran la calidad del cultivo al permitir una mejor circulación de aire y luz. El atado de plantas protege las cabezas de brócoli, mantiene las plantas erguidas y mejora la eficiencia de la recolección. Al aplicar estas técnicas adecuadamente, los agricultores pueden obtener una producción de brócoli de alta calidad durante todo el año en condiciones controladas.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!