HomeBlogBrócolisQué técnicas de poda y deshoje se recomiendan para maximizar la producción de brócoli en invernaderos

Qué técnicas de poda y deshoje se recomiendan para maximizar la producción de brócoli en invernaderos

El brócoli es una hortaliza muy popular y nutritiva que se cultiva en todo el mundo. En los invernaderos, su producción puede ser maximizada a través de diversas técnicas de poda y deshoje. Estas prácticas permiten mejorar el desarrollo de los brotes y optimizar el rendimiento de las plantas. En este artículo, exploraremos las técnicas más efectivas de poda y deshoje que se recomiendan para aumentar la producción de brócoli en invernaderos.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Antes de profundizar en las técnicas de poda y deshoje específicas, es importante comprender por qué estas prácticas son beneficiosas para el brócoli en invernaderos. La poda y el deshoje permiten eliminar ramas y hojas dañadas, enfermas o poco productivas que podrían afectar el crecimiento y desarrollo de la planta. Al eliminar estas partes no deseadas, se fomenta el crecimiento de nuevos brotes y se mejora la circulación del aire y la penetración de la luz en el cultivo.

Cómo afecta la fertilización al ciclo de cultivo del brócoli en invernadero

1. Poda de brotes laterales

Una de las técnicas más comunes de poda utilizadas en la producción de brócoli en invernaderos es la poda de brotes laterales. Los brotes laterales son ramas laterales que crecen a lo largo del tallo principal de la planta. Si no se eliminan, estos brotes laterales pueden competir por los nutrientes y la luz con el tallo principal, lo que reduce el tamaño de la cabeza de brócoli y disminuye la calidad del cultivo.

Para llevar a cabo la poda de brotes laterales, se recomienda utilizar tijeras de podar afiladas y limpias. Se deben cortar los brotes laterales desde su base, con cuidado de no dañar el tallo principal. Es importante realizar esta poda de manera regular, ya que a medida que los brotes laterales crecen, se vuelven más difíciles de eliminar sin dañar la planta.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

2. Deshoje de hojas inferiores

El deshoje de las hojas inferiores es otra técnica útil para maximizar la producción de brócoli en invernaderos. Las hojas inferiores, al estar más expuestas a enfermedades y plagas, pueden convertirse en un foco de problemas para la planta. Además, estas hojas tienden a recibir menos luz, lo que afecta negativamente el crecimiento de los brotes de brócoli.

Cómo influye la ventilación del invernadero en el cultivo de brócoli

Para llevar a cabo el deshoje de hojas inferiores, es recomendable utilizar la misma técnica de corte con tijeras afiladas y limpias. Se deben eliminar las hojas desde la base, cuidando de no dañar el tallo principal ni las hojas superiores que son necesarias para la fotosíntesis. Es importante tener en cuenta que no todas las hojas inferiores deben ser eliminadas. Algunas hojas pueden ser necesarias para proteger el cultivo y mantener una adecuada transpiración.

3. Poda de hojas amarillas o dañadas

Además de la poda de brotes laterales y el deshoje de hojas inferiores, es importante realizar la poda de hojas amarillas o dañadas. Estas hojas pueden indicar la presencia de enfermedades o deficiencias nutricionales y deben ser eliminadas para evitar que se propaguen a otras partes de la planta. Además, las hojas amarillas o dañadas no contribuyen a la fotosíntesis y pueden afectar el crecimiento y desarrollo del brócoli.

La poda de hojas amarillas o dañadas se lleva a cabo de la misma manera que las técnicas anteriores, utilizando tijeras afiladas y limpias para realizar los cortes. Se deben eliminar las hojas desde su base, asegurándose de no dañar el tallo principal ni las hojas sanas que son necesarias para el crecimiento de la planta.

4. Podas de aclareo

Las podas de aclareo son prácticas más avanzadas que consisten en eliminar selectivamente brotes, hojas o flores para mejorar la calidad del brócoli y maximizar la producción. Estas podas se realizan de acuerdo con las necesidades específicas de la planta y el momento del ciclo de crecimiento en el que se encuentre.

Por ejemplo, en la etapa inicial de crecimiento, se pueden realizar podas de aclareo para reducir la densidad de plantas y permitir un mejor desarrollo de las cabezas de brócoli. En la etapa de prefloración, se pueden eliminar flores secundarias o brotes laterales no deseados para concentrar la energía de la planta en las cabezas principales. Estas prácticas de poda pueden variar según las condiciones específicas del invernadero y la variedad de brócoli cultivada.


La poda y el deshoje son técnicas esenciales para maximizar la producción de brócoli en invernaderos. Estas prácticas permiten eliminar partes no deseadas de la planta, mejorar la circulación del aire y la penetración de la luz, y prevenir enfermedades y plagas. Al realizar la poda de brotes laterales, el deshoje de hojas inferiores y la eliminación de hojas amarillas o dañadas, se promueve un mejor desarrollo de los brotes de brócoli y se optimiza el rendimiento de las plantas. Además, las podas de aclareo pueden ser utilizadas para adaptarse a las necesidades específicas de la planta en diferentes etapas de crecimiento. Con la aplicación adecuada de estas técnicas, los agricultores de invernaderos pueden aumentar la calidad y cantidad de su producción de brócoli.