HomeBlogGuindillasQué técnicas de polinización se pueden emplear en invernaderos para las guindillas

Qué técnicas de polinización se pueden emplear en invernaderos para las guindillas

Las guindillas, también conocidas como chiles o pimientos picantes, son una de las hortalizas más cultivadas en todo el mundo. Su sabor picante y su versatilidad en la cocina las hacen muy populares. Cuando se trata de cultivar guindillas en invernaderos, uno de los desafíos más importantes es la polinización. En la naturaleza, las abejas y otros insectos polinizadores se encargan de esta tarea, pero en los invernaderos este proceso debe ser llevado a cabo de manera artificial. En este artículo, exploraremos algunas de las técnicas de polinización que se pueden emplear en invernaderos para las guindillas.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

1. Polinización manual

La polinización manual es una técnica de polinización ampliamente utilizada en los invernaderos para las guindillas. Consiste en transferir el polen de la flor masculina a la flor femenina utilizando un pincel o hisopo. Para realizar esta técnica, es necesario identificar las flores masculinas y femeninas. Las flores masculinas tienen un tallo más delgado y no tienen un pequeño abultamiento en la base, mientras que las flores femeninas tienen un ovario en la base con forma de pequeño fruto. Una vez identificadas las flores, se toma el hisopo y se recogen los granos de polen de las flores masculinas y se transfieren a las flores femeninas.

Es importante asegurarse de que el polen se transfiera de manera uniforme y en buena cantidad para obtener una polinización exitosa. La polinización manual puede ser un proceso laborioso y requiere de atención y paciencia, pero es una técnica efectiva para garantizar una alta tasa de polinización en los invernaderos de guindillas.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

2. Polinización por vibración

Otra técnica de polinización utilizada en los invernaderos para las guindillas es la polinización por vibración. Esta técnica consiste en utilizar un dispositivo mecánico, como un vibrador eléctrico, para agitar las flores y liberar el polen. La vibración imita la acción de los polinizadores naturales, como las abejas, que al posarse en las flores causan una vibración que libera el polen.

La polinización por vibración puede ser especialmente útil cuando se trabaja con grandes invernaderos o cuando no se dispone de suficiente mano de obra para realizar la polinización manual. Sin embargo, es importante tener cuidado al utilizar dispositivos mecánicos para evitar dañar las plantas o las flores durante el proceso de vibración. Además, es necesario realizar la polinización en el momento adecuado, cuando las flores están en su etapa de máxima receptividad al polen.

3. Polinización por ventiladores

La polinización por ventiladores es una técnica menos común, pero que puede ser efectiva para la polinización de guindillas en los invernaderos. Esta técnica consiste en colocar ventiladores estratégicamente para crear una corriente de aire que favorezca la dispersión del polen. El aire en movimiento puede ayudar a que el polen alcance las flores femeninas de manera más eficiente.

Es importante tener en cuenta que la polinización por ventiladores requiere de un control preciso de la velocidad y dirección del aire. Demasiada velocidad o una dirección incorrecta pueden causar daños en las flores o en las plantas. Además, la polinización por ventiladores es más efectiva cuando se combina con otras técnicas, como la polinización manual o por vibración, para garantizar una mayor tasa de polinización.


Las técnicas de polinización son fundamentales en los invernaderos para las guindillas. La polinización manual, la polinización por vibración y la polinización por ventiladores son algunas de las opciones disponibles para garantizar una buena tasa de polinización en los cultivos de guindillas. Cada técnica tiene sus ventajas y desventajas, por lo que es importante elegir la que mejor se adapte a las necesidades y características de cada invernadero. Independientemente de la técnica elegida, una polinización exitosa es crucial para obtener una buena producción de guindillas en los invernaderos.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!