HomeBlogFresasQué técnicas de riego son más efectivas para las fresas en invernaderos

Qué técnicas de riego son más efectivas para las fresas en invernaderos

Las fresas son una de las frutas más populares y deliciosas que se cultivan en invernaderos. Sin embargo, para obtener un cultivo exitoso y de alta calidad, es fundamental utilizar las técnicas de riego adecuadas. En este artículo, exploraremos las diferentes técnicas de riego que son más efectivas para el cultivo de fresas en invernaderos.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Riego por goteo

Una de las técnicas de riego más eficientes y populares para las fresas en invernaderos es el riego por goteo. Esta técnica consiste en suministrar agua directamente a la base de las plantas, lo que permite una distribución uniforme y precisa de la humedad.

El riego por goteo presenta diversas ventajas para el cultivo de fresas en invernaderos. En primer lugar, ayuda a evitar el desperdicio de agua, ya que solo se suministra la cantidad necesaria para cada planta. Además, al aplicar el agua directamente al sistema radicular, se reducen los problemas de enfermedades causadas por el exceso de humedad.

Para implementar el riego por goteo en un invernadero de fresas, es necesario instalar un sistema de tuberías con pequeñas salidas de agua que liberen lentamente el líquido. Estas tuberías se colocan cerca de las plantas, a lo largo de las hileras de cultivo. El riego por goteo se puede combinar con la fertirrigación, lo que facilita la aplicación de nutrientes junto con el agua de riego.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Riego por aspersión

Otra técnica de riego comúnmente utilizada para las fresas en invernaderos es el riego por aspersión. Este método consiste en rociar agua sobre las plantas, imitando la lluvia natural. Aunque no es tan eficiente como el riego por goteo, el riego por aspersión puede resultar beneficioso en ciertas situaciones.

El riego por aspersión es especialmente útil cuando se necesitan enfriar las plantas o reducir la temperatura dentro del invernadero. Además, puede contribuir a la limpieza de las hojas y prevenir problemas de plagas y enfermedades.

Para llevar a cabo el riego por aspersión en un invernadero de fresas, es necesario instalar un sistema de aspersores en el techo del invernadero. Estos aspersores pueden ser móviles o fijos, dependiendo de las necesidades del cultivo. Es importante ajustar la presión y el caudal de agua adecuados para asegurar una distribución uniforme sobre las plantas.

Riego subterráneo

Una técnica de riego menos conocida pero igualmente efectiva para las fresas en invernaderos es el riego subterráneo. Este método implica la instalación de tuberías subterráneas que suministran agua directamente a las raíces de las plantas. Aunque requiere una mayor inversión inicial, ofrece beneficios significativos.

El riego subterráneo ayuda a reducir la evaporación del agua, lo que resulta en un aprovechamiento eficiente de los recursos hídricos. Además, al mantener el agua en el suelo, se evitan problemas de encharcamiento y enfermedades causadas por el exceso de humedad.

Para implementar el riego subterráneo en un invernadero de fresas, se deben instalar tuberías enterradas cerca del sistema radicular de las plantas. Estas tuberías pueden ser de diferentes materiales, como polietileno o PVC, y deben contar con salidas que suelten agua a lo largo de la hilera de cultivo. Es importante realizar un buen diseño del sistema para garantizar una distribución uniforme del agua en todo el invernadero.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Riego por inundación

El riego por inundación es una técnica tradicional utilizada en invernaderos de fresas en algunas regiones. Consiste en inundar la superficie del suelo con agua, permitiendo que las plantas absorban el líquido a través de sus raíces.

Este método presenta ciertas ventajas, como la simplicidad y el bajo costo de implementación. Sin embargo, también tiene limitaciones, como la mayor pérdida de agua por evaporación y el riesgo de enfermedades fúngicas y bacterianas.

En el riego por inundación, se deben tener en cuenta varios aspectos, como el nivel de agua adecuado, el tiempo de inundación y el drenaje adecuado para evitar problemas de encharcamiento. Además, es recomendable utilizar este método en invernaderos con buen control de la temperatura y la humedad.

Riego por nebulización

El riego por nebulización es una técnica utilizada principalmente para mantener la humedad del aire alrededor de las plantas de fresas en invernaderos. En lugar de suministrar agua directamente a las raíces, este método pulveriza pequeñas gotas de agua en el aire, creando un ambiente húmedo y fresco.

El riego por nebulización es especialmente útil en zonas con clima seco o caliente, donde la humedad es un factor limitante para el cultivo de fresas. Además, puede ayudar a reducir la temperatura dentro del invernadero y prevenir problemas de estrés hídrico en las plantas.

Para implementar el riego por nebulización, se necesitan sistemas de boquillas o difusores que liberen finas gotas de agua en el aire. Estos sistemas se colocan estratégicamente dentro del invernadero, asegurando una cobertura uniforme de todas las plantas.


Existen varias técnicas de riego que son efectivas para el cultivo de fresas en invernaderos. El riego por goteo, el riego por aspersión, el riego subterráneo, el riego por inundación y el riego por nebulización ofrecen diferentes ventajas y desventajas dependiendo de las condiciones climáticas y de cultivo.

El riego por goteo es la técnica más eficiente y precisa, permitiendo una distribución uniforme del agua y evitando el desperdicio. El riego por aspersión es útil para enfriar el invernadero y mantener la limpieza de las hojas. El riego subterráneo reduce la evaporación y previene enfermedades causadas por el exceso de humedad. El riego por inundación es una opción más sencilla, pero con pérdidas de agua y riesgo de enfermedades. El riego por nebulización ayuda a mantener la humedad del aire y reducir la temperatura en el invernadero.

En última instancia, la elección de la técnica de riego más adecuada para las fresas en invernaderos dependerá de los recursos disponibles, las condiciones climáticas y las necesidades del cultivo. Es importante realizar un buen diseño del sistema de riego y monitorear constantemente las necesidades de agua de las plantas para obtener un cultivo exitoso y de alta calidad.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!