HomeBlogPatatasQué tipo de suelo es el más adecuado para el cultivo de patatas en invernaderos

Qué tipo de suelo es el más adecuado para el cultivo de patatas en invernaderos

El cultivo de patatas en invernaderos se ha convertido en una práctica cada vez más común, especialmente en áreas donde el clima no es favorable para el crecimiento de estas hortalizas. Sin embargo, para obtener una cosecha exitosa, es crucial seleccionar el tipo de suelo adecuado. En este artículo, exploraremos las características del suelo ideal para el cultivo de patatas en invernaderos y los factores que debemos tener en cuenta para asegurar un buen rendimiento.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

¿Qué condiciones debe tener el suelo para el cultivo de patatas en invernaderos?

Qué variedades de patatas son las más recomendables para el cultivo en invernadero

1. Textura del suelo

El suelo perfecto para el cultivo de patatas en invernaderos debe tener una textura franca, es decir, una mezcla equilibrada de arena, limo y arcilla. Esta textura permite un drenaje adecuado sin retener demasiada agua y permite que las raíces de las patatas se desarrollen de manera óptima. Además, la textura franca del suelo proporciona una buena estructura que facilita el crecimiento y desarrollo de los tubérculos.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

2. pH del suelo

El pH del suelo, es decir, su nivel de acidez o alcalinidad, es otro factor fundamental a considerar. El rango de pH ideal para el cultivo de patatas en invernaderos es de 5,5 a 6,5. Un pH adecuado asegura una buena disponibilidad de nutrientes y ayuda a prevenir enfermedades y plagas. Se recomienda realizar análisis de suelo periódicos para controlar el pH y ajustar si es necesario.

3. Fertilidad del suelo

El suelo debe ser fértil para proporcionar a las patatas los nutrientes necesarios para su crecimiento. La fertilidad del suelo se puede evaluar mediante análisis de laboratorio que determinen la cantidad de nutrientes disponibles. El cultivo de patatas requiere un suelo rico en nitrógeno, fósforo y potasio, por lo que es importante enmendar el suelo con fertilizantes orgánicos o inorgánicos antes de la siembra.

De qué manera la rotación de cultivos beneficia la producción de patatas en invernaderos

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

4. Estructura del suelo

La estructura del suelo también juega un papel crucial en el cultivo de patatas en invernaderos. Un suelo con buena estructura permite una adecuada circulación de aire y agua entre las partículas, lo que favorece el crecimiento de las raíces y evita problemas como la compactación del suelo. Para mejorar la estructura del suelo, se puede incorporar materia orgánica, como compost o estiércol, durante el preparado del suelo.

5. Drenaje del suelo

El drenaje del suelo es esencial para evitar el encharcamiento, lo cual puede provocar la pudrición de las patatas y el desarrollo de enfermedades como el tizón tardío. El suelo ideal para el cultivo de patatas en invernaderos debe tener una capacidad de drenaje adecuada para evitar el estancamiento del agua en la zona radicular. En caso de suelos con un drenaje deficiente, se pueden realizar mejoras como la instalación de drenajes subterráneos.


Para obtener una cosecha de patatas exitosa en invernaderos, es crucial seleccionar el tipo de suelo adecuado. Un suelo con una textura franca, un pH adecuado, una buena fertilidad, una estructura bien desarrollada y un buen drenaje proporcionará a las patatas las condiciones óptimas para su crecimiento y desarrollo. Sin embargo, cada situación puede variar según las condiciones específicas de la zona, por lo que es recomendable realizar análisis de suelo y consultar a expertos agrícolas para determinar el tipo de suelo más adecuado para el cultivo de patatas en invernaderos.

Qué prácticas se pueden aplicar para maximizar el espacio en un invernadero al plantar patatas

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!