HomeBlogRábanosQué tipos de rábanos son más adecuados para el cultivo en invernaderos

Qué tipos de rábanos son más adecuados para el cultivo en invernaderos

Los rábanos son hortalizas de raíz que se cultivan ampliamente en todo el mundo. Son conocidos por su crecimiento rápido, su versatilidad en la cocina y sus beneficios para la salud. Si estás pensando en cultivar rábanos en un invernadero, es importante elegir las variedades adecuadas para garantizar el éxito de tu cultivo. En este artículo, vamos a explorar los diferentes tipos de rábanos que son más adecuados para el cultivo en invernaderos.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Tipos de rábanos ideales para el cultivo en invernaderos

Existen diferentes tipos de rábanos que se adaptan bien al cultivo en invernaderos. Estas variedades han sido seleccionadas por su resistencia a las condiciones de un ambiente controlado y por su capacidad para producir rábanos de alta calidad. A continuación, se presentan algunos de los tipos de rábanos más populares para el cultivo en invernaderos.

1. Rábanos redondos

Los rábanos redondos son los más comunes y populares. Tienen una forma redonda y su tamaño puede variar desde pequeños hasta medianos. Son rápidos para crecer y están listos para cosechar en aproximadamente 20-30 días después de la siembra. Estos rábanos tienen una piel de color rojo brillante y una carne blanca y crujiente.

Algunas variedades de rábanos redondos que son adecuadas para el cultivo en invernaderos son: ‘Cherry Belle’, ‘French Breakfast’, ‘Sparkler’ y ‘Easter Egg’ entre otros. Estas variedades son ideales porque se adaptan bien a los ambientes controlados y tienen una buena resistencia a las enfermedades comunes que pueden afectar a los rábanos.

2. Rábanos alargados

A diferencia de los rábanos redondos, los rábanos alargados tienen una forma oblonga y son un poco más grandes en tamaño. Tienen una piel de color rojo más claro y una carne blanca y crujiente similar a los rábanos redondos. Estas variedades de rábanos también crecen rápidamente y están listas para la cosecha en unos 25-35 días después de la siembra.

Algunas variedades recomendadas de rábanos alargados para el cultivo en invernaderos son: ‘Crimson Giant’, ‘Icicle’ y ‘White Icicle’. Estas variedades son apreciadas por su dulzura y su sabor suave. Además, se adaptan bien a los ambientes controlados y tienen una buena resistencia a enfermedades y plagas.

3. Rábanos de invierno

Los rábanos de invierno, también conocidos como rábanos de almacenamiento, son variedades que se cultivan en la temporada de otoño para ser almacenadas durante el invierno. Tienen una forma redonda a oblonga y son más grandes en tamaño en comparación con los rábanos redondos y alargados. Su piel puede ser de color blanco, verde o rosa, dependiendo de la variedad. Estos rábanos tienen una carne firme y densa, y pueden almacenarse durante varios meses sin perder su calidad.

Algunas variedades de rábanos de invierno recomendadas para el cultivo en invernaderos son: ‘China Rose’, ‘Daikon’ y ‘Black Spanish’. Estas variedades se adaptan bien a los ambientes controlados y tienen una excelente capacidad de almacenamiento. Son conocidas por su sabor picante y su capacidad para añadir sabor y textura a las ensaladas y otros platos de invierno.

4. Rábanos de colores

Los rábanos de colores son variedades que tienen una piel y una carne de colores diferentes. Estas variedades son populares por su atractivo visual y su sabor único. Hay una amplia variedad de rábanos de colores, que incluyen tonos de rojo, blanco, naranja, amarillo y morado. En cuanto a la forma, pueden ser redondos, alargados o incluso con forma de zanahoria.

Algunas variedades de rábanos de colores recomendadas para el cultivo en invernaderos son: ‘Watermelon Radish’, ‘Purple Plum’, ‘French Breakfast’ y ‘White Beauty’. Estas variedades son apreciadas por su sabor dulce y crujiente, así como por su capacidad para añadir color a las ensaladas y platos. Se adaptan bien a los ambientes controlados y tienen una buena resistencia a enfermedades.


Si estás pensando en cultivar rábanos en un invernadero, es importante elegir las variedades adecuadas para garantizar el éxito de tu cultivo. Los rábanos redondos, alargados, de invierno y de colores son algunas de las opciones más populares para el cultivo en invernaderos debido a su adaptabilidad a los ambientes controlados y su capacidad para producir rábanos de alta calidad. Recuerda seguir las instrucciones de siembra y cultivo específicas para cada variedad y disfruta de la satisfacción de cosechar rábanos frescos y deliciosos en tu propio invernadero.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!