HomeBlogJudías verdesQué tipos de sustratos son recomendables para el cultivo de judías verdes en invernadero

Qué tipos de sustratos son recomendables para el cultivo de judías verdes en invernadero

Las judías verdes son una hortaliza muy popular y versátil que se puede cultivar en una variedad de ambientes, incluyendo invernaderos. El éxito del cultivo de judías verdes en invernadero depende en gran medida de la elección del sustrato adecuado. El sustrato es el material en el que se cultivan las plantas, y debe proporcionar los nutrientes, el drenaje y la retención de agua necesarios para el crecimiento saludable de las judías verdes. En este artículo, exploraremos los diferentes tipos de sustratos recomendados para el cultivo de judías verdes en invernadero y sus características principales.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Sustrato a base de turba y fibra de coco

Un sustrato muy utilizado y recomendado para el cultivo de judías verdes en invernadero es aquel que combina turba y fibra de coco. Este tipo de sustrato ofrece una excelente capacidad de retención de agua, lo que es beneficioso para las judías verdes, ya que necesitan un suministro constante de agua para un crecimiento óptimo. Además, la turbia y la fibra de coco proporcionan una buena estructura de suelo, lo que permite un buen desarrollo de las raíces de las plantas.

Qué prácticas de mantenimiento son esenciales para un cultivo exitoso de judías verdes en invernaderos

La combinación de turba y fibra de coco a menudo se mezcla con otros componentes, como perlita o vermiculita, para mejorar el drenaje del sustrato. Esto es especialmente importante en el cultivo de judías verdes en invernadero, ya que un drenaje deficiente puede conducir a problemas de pudrición de las raíces y enfermedades causadas por hongos.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Sustrato a base de compost orgánico

Otro tipo de sustrato recomendado para el cultivo de judías verdes en invernadero es aquel que se basa en compost orgánico. El compost orgánico es el resultado de la descomposición de materiales orgánicos, como residuos de plantas y estiércol. Este sustrato es rico en nutrientes y proporciona a las judías verdes los elementos necesarios para un crecimiento saludable.

El compost orgánico también mejora la estructura del suelo y la capacidad de retención de agua. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el compost orgánico puede variar en calidad y composición, por lo que es necesario asegurarse de utilizar un compost de alta calidad y libre de pesticidas y contaminantes.

Qué técnicas de entutorado funcionan mejor para las judías verdes en ambiente controlado

Sustrato a base de fibra de coco

La fibra de coco, por sí sola, también es un sustrato recomendado para el cultivo de judías verdes en invernadero. La fibra de coco es un subproducto de la industria del coco y tiene varias características beneficiosas para las plantas. Tiene una buena capacidad de retención de agua y ofrece una estructura de suelo adecuada para el desarrollo de las raíces de las judías verdes.

Además, la fibra de coco es un sustrato liviano y fácil de manejar, lo que facilita su transporte y manipulación en el invernadero. También es un sustrato renovable y sostenible, lo que lo convierte en una opción cada vez más popular entre los agricultores.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

Consideraciones adicionales

Además de elegir el sustrato adecuado, hay algunas consideraciones adicionales que deben tenerse en cuenta para el cultivo exitoso de judías verdes en invernadero. Primero, es importante asegurarse de que el sustrato esté bien mezclado y aireado antes de su uso. Esto permitirá una mejor circulación del aire y evitará la compactación del sustrato.

Qué técnicas de riego favorecen un desarrollo óptimo de las judías verdes en invernadero

También es necesario proporcionar un sistema de riego adecuado para mantener el sustrato húmedo, pero no inundado. El exceso de agua puede ser perjudicial para las judías verdes y puede llevar al desarrollo de enfermedades y problemas de pudrición de las raíces. El riego por goteo o la irrigación con aspersores son opciones comunes utilizadas en el cultivo de judías verdes en invernadero.

Finalmente, es crucial monitorear regularmente el pH y la fertilidad del sustrato. Las judías verdes requieren un pH ligeramente ácido, alrededor de 6.0 a 6.5, para un óptimo crecimiento y absorción de nutrientes. Además, es importante proporcionar una fertilización adecuada para asegurar que las judías verdes reciban los nutrientes necesarios para su desarrollo saludable.


El cultivo de judías verdes en invernadero requiere la elección adecuada del sustrato para garantizar un crecimiento saludable y productivo de las plantas. Los sustratos a base de turba y fibra de coco, compost orgánico y fibra de coco son opciones recomendables debido a su capacidad de retención de agua, estructura de suelo adecuada y aporte de nutrientes. Sin embargo, es esencial asegurarse de que el sustrato esté bien mezclado, proporcionar un riego adecuado y monitorear regularmente el pH y la fertilidad del sustrato. Con las condiciones y cuidados adecuados, el cultivo de judías verdes en invernadero puede ser altamente satisfactorio y productivo.