HomeBlogPatatasQué variedades de patatas son más adecuadas para el cultivo en invernaderos

Qué variedades de patatas son más adecuadas para el cultivo en invernaderos

El cultivo de patatas en invernaderos es una opción cada vez más popular entre los agricultores. Los invernaderos ofrecen un mayor control sobre las condiciones ambientales, lo que permite optimizar el crecimiento y obtener una cosecha de alta calidad. Sin embargo, no todas las variedades de patatas son adecuadas para este tipo de cultivo. En este artículo, exploraremos las variedades de patatas más recomendadas para el cultivo en invernaderos, teniendo en cuenta su adaptabilidad, rendimiento y cualidades sensoriales.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

1. Variedades tempranas

Las variedades tempranas de patatas son aquellas que se desarrollan rápidamente y están listas para la cosecha en un corto período de tiempo, generalmente entre 60 y 90 días después de la siembra. Estas variedades son ideales para el cultivo en invernaderos, ya que permiten obtener una cosecha temprana y reducir el tiempo de ocupación del espacio.

Una de las variedades tempranas más populares para el cultivo en invernaderos es la «Sierra», conocida por su excepcional calidad culinaria y su resistencia a enfermedades. Esta variedad tiene una piel lisa y una pulpa amarilla que se mantiene firme al cocinar. Además, la «Sierra» tiene un alto contenido de almidón, lo que la hace perfecta para la preparación de purés y frituras.

Otra variedad temprana recomendada para el cultivo en invernaderos es la «Maris Piper». Esta variedad se caracteriza por su buen rendimiento y su sabor excepcional. La «Maris Piper» tiene una piel fina y una pulpa cremosa, lo que la convierte en una opción ideal para hacer papas fritas o puré. Además, es resistente a enfermedades comunes de las patatas, como el mildiu y el tizón tardío.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!

2. Variedades de maduración media

Las variedades de maduración media son aquellas patatas que requieren un poco más de tiempo para crecer y estar listas para la cosecha en comparación con las variedades tempranas. Estas variedades suelen tardar entre 90 y 120 días en madurar y son adecuadas para el cultivo en invernaderos.

Una de las variedades de maduración media más recomendadas para el cultivo en invernaderos es la «Nicola». Esta patata tiene una piel dorada y una pulpa amarilla suave y firme. La «Nicola» es conocida por su sabor delicado y su capacidad para retener su forma después de cocinarla, lo que la convierte en una excelente opción para ensaladas y platos al horno.

Otra variedad de maduración media que se adapta bien al cultivo en invernaderos es la «Desirée». Esta patata tiene una piel roja y una pulpa amarilla que se vuelve cremosa al cocinarla. La «Desirée» es apreciada por su sabor suave y su textura suave, lo que la hace ideal para purés y platos gratinados.

3. Variedades de maduración tardía

Las variedades de maduración tardía son aquellas patatas que requieren un tiempo más prolongado para crecer y estar listas para la cosecha. Estas variedades suelen tardar entre 120 y 150 días en madurar, por lo que se recomiendan para cultivos a largo plazo en invernaderos.

Una de las variedades de maduración tardía más adecuadas para el cultivo en invernaderos es la «Sarpo Mira». Esta patata se caracteriza por su excelente resistencia a enfermedades y plagas, lo que la hace perfecta para el cultivo en invernaderos donde las condiciones pueden ser más propicias para la proliferación de estos problemas. La «Sarpo Mira» tiene una piel rosada y una pulpa amarilla ciertamente harinosa, lo que la hace ideal para hacer purés y sopas.

Otra variedad de maduración tardía recomendada para el cultivo en invernaderos es la «Yukon Gold». Esta patata se destaca por su excepcional sabor y su textura suave. La «Yukon Gold» tiene una piel dorada y una pulpa amarilla que se mantiene firme incluso después de cocinarla. Es perfecta para preparar papas al horno o para hacer patatas asadas.


Para el cultivo de patatas en invernaderos, es importante seleccionar variedades que se adapten a las condiciones controladas del ambiente. Las variedades tempranas como la «Sierra» y la «Maris Piper» permiten obtener una cosecha temprana, mientras que las variedades de maduración media como la «Nicola» y la «Desirée» brindan una amplia gama de aplicaciones culinarias. Por último, las variedades de maduración tardía como la «Sarpo Mira» y la «Yukon Gold» ofrecen resistencia a enfermedades y un excelente sabor.

Al seleccionar las variedades adecuadas para el cultivo en invernaderos, los agricultores pueden optimizar el rendimiento y la calidad de sus cosechas. Además, es importante seguir buenas prácticas de cultivo y manejo integrado de plagas y enfermedades para garantizar el éxito del cultivo de patatas en invernaderos.

Descubre los invernaderos más innovadores y eficientes

¡VER AHORA!